viernes, 17 de abril de 2009


Una mente maravillosa

Beatríz Pérez Pinzón, era una muchacha inteligente pero fea, con estudios y brillante pero despreciada por una sociedad materialista e hipócrita. ¿Cuántas personas nos hemos visto reflejadas alguna vez en este personaje?
Yo creo que muchos, no hay más que ver las calles para darse cuenta. Bea supuso para los espectadores un retrato de sí mismos, ya que hay gente de todo tipo: delgados, gordos, feos, guapos... Y todos con sus problemas e aspiraciones al fin y al cabo.

Bea nos enseñó las dos caras de la moneda, que ni los guapos lo tienen todo, ni los feos tampoco. Seamos como seamos, todos tenemos problemas. Por que sí, nadie es perfecto, hay defectos en cada uno de nosotros que nos hacen ser imperfectos.

En la serie veo una crítica a la sociedad, no sólo en el aspecto físico, sino en lo que se refiere a lo laboral. Vale más alguien con buena apariencia física que alguien preparado para el trabajo, aunque las dos cosas deben de ir de la mano, según mi opinión. Los pocos agraciados deben ir más arreglados a una entrevista de trabajo para que en la entrevista vean tu capacidad para el mismo.

Lo cierto es que Bea era una mujer inteligente y nos hizo ver que ser feo no es tan malo. Me gustaba mucho su capacidad de reconocer su fealdad y burlarse de ella misma con sentido del humor. Nos hizo sentir empatía, porque podemos ser realmente crueles, cuando queremos, burlándonos de los demás por ser como son, sin mirarnos a nosotros mismos.¿Realmente somos así?, quiero creer que no, pero desgraciadamente somos más crueles de lo que pensamos.
Ella era una mujer preparada, pero no encontraba trabajo por su aspecto. Lo que de verdad me desquiciaba era su forma de vestir, lo admito, los feos no se visten con ese mal gusto. Claro, es comprensible tratándose de una serie, haciéndonos ver que era poco agraciada también en su vestuario, pero eso no quita que me desagradaran los vestidos de abuela que se ponía. ¿Veis? ahora estoy siendo algo cruel. Las personas no podemos evitar pensar: qué mal viste Fulanito o qué peinado lleva Menganita. Nos paramos a ver lo exterior cuando a lo mejor puede sorprendernos emocional o intelectualmente.

¿Habéis visto “Una mente maravillosa”? Yo diría que Bea tenía una mente privilegiada para los números y eso pasaba en la película, aunque llevado a la locura. Ambos personajes poseían una gran inteligencia. John Nash superó sus problemas gracias a un amor, al igual que Bea, que se sintió amada por Álvaro. Ahí nos damos cuenta de que a veces la inteligencia y ser buena persona no tiene nada que ver con el aspecto exterior y pueden ser motivos suficientes para enamorar a alguien o para conseguir un buen trabajo si la persona es válida.

Os invito a todos y todas a que dejéis vuestra opinión al respecto sobre el personaje, su inteligencia, su relación con los demás trabajadores de Bulevar 21 y sobre el aspecto físico en la vida laboral.

26 comentarios:

Laura dijo...

¡Hola a tod@s!

Beatriz Pérez Pinzón no era una mujer fea, sino mal arreglada.
La sociedad es hipócrita y tiende a marginar a los que son diferentes. Y no me refiero solamente al aspecto físico.
Pero sí que es cierto que para muchos trabajos valoran más el aspecto físico que la valía para el puesto. Solo hay un sector en el que eso no importa a la hora de acceder al puesto de trabajo: las administraciones públicas, en las que hay que entrar por oposición, batiéndote con muchos otros opositores que están tan preparados o más que tú.

Beatriz cumplía un papel a la perfección en la serie: dar a entender a los menos agraciados que la belleza no es importante en la vida y que tenemos que ir por la vida con la cabeza bien alta, valorándonos como personas. Se que es fácil de decir y difícil de hacer porque la sociedad condiciona mucho, pero para llegar a que te vean bien primero tienes que estar agusto contigo misma y quererte.
Por eso me gustó que Alvaro la quisiera tal y como era y no me gustó (al igual que en Betty) que Beatriz, por narices, tuviera que dar el cambio y ser "guapa". Pero bueno, siempre supimos que en el fondo era así: bella por dentro y por fuera.

En cuanto a su relación con los personajes de la serie, habría que distinguir esta relación a varios niveles:
-con el batallón, que eran sus fieles amigas. Mujeres y Benito que se aceptaban tal y como eran, como en esta segunda parte lo hace Valentina.
- con Sandra: una relación casi fraternal. En parte condicionada porque Sandra, a pesar de ser bella, también se veía como una friki.
-Con Cayetana y Richard, que la despreciaban porque pensaban que era un "moscorrofio". Eran muy arrogantes.
-Con Diego, que aunque le daba mucha caña, en el fondo admiraba enormemente su inteligencia.
-Con Santi: relación fraternal 100%. Era un poco triste oirles decir que si no encontraban curro, siempre podían emplearse en el circo.
-Con su padre: estaba super protegida, aunque luego abandonó el nido. El quería lo mejor para su niña y nunca la vio mal.
-Con Gonzalo: era muy curiosa, porque a veces era el único que parecía apreciarla y sin embargo fue el que más daño le hizo.
-Con Alvaro: tormentosa, llena de obstáculos hasta llegar al corazón de ese playboy que no dudaba en engañar a su novia con unas y otras hasta que llegó a su vida la secretaria. ¡Cómo cambió el rumbo de sus vidas aquel primer beso del ascensor!

En fin, que me he enrollado mucho. Y es que, Clarice, has abierto un tema que nos va a dar para hablar largo y tendido.
Yo por lo menos espero que sea así.

vane dijo...

bEATRIZ????

bueno q decir de ella,yo le admiraba mucho,le tenia envidia sana por ser tan inteligente y fuerte a la vez,su aspecto no le ayudaba mucho pero q más dá,era buena en todo y habia q admitirlo,o no?

Muchos trabajos valoran más el aspecto físico q laboral,un ejemplo, si no eres guapilla y con buen cuerpo no te cogen en Zara,o en tiendas de ese calibre,eso es una empresa inculta.

La relación en Bulevar con sus compañeros me parecio muy oportuna en cada uno de ellos,cada uno tenia una forma de ser y Beatriz sabia encajar muy bien a cada persona,eso tambien es de admirar.

Bueno hay queda eso.....

un saludo desde vitoria

Pillina dijo...

Hola a tod@s

Yo siempre he dicho que en esta vida, desgraciadamente, se valora más la belleza exterior que la interior. Si todos pusiéramos de nuestra parte en conocer más a las personas por dentro nos llegaríamos a llevar gratas sorpresas. Se suele valorar a las personas por lo que a primera vista vemos. No todos los feos son listos ni todos los guapos son tontos. Hay de todo en esta vida y hay gente que nos puede llegar a sorprender muchísimo.
Yo soy de las que siempre, aunque a primera vista alguien me haya dado mala impresión, le he dado una oportunidad y he intentado conocerla. Siempre he valorado una buena conversación porque ahí es donde verdaderamente se conoce a la persona y no lo valoras por su físico. En toda relación, ya sea amistosa o de amor, la conversación es fundamental y ahí se ve la inteligencia de las personas.


Respecto a Bea si que es verdad que la ropa de su abuela la podían haber tirado. Es que por muy fea que sea una persona, creo que tendría un poco de gusto y algo más se arreglaría.
Si que es verdad que al principio todo el mundo la trataba con desprecio por su fealdad y muchos siguieron hasta el final. Véase el caso de Cayetana, Richard, Diego, etc.
-Otras personas que también eran más o menos despreciadas por los jefes “el batallón” al principio también se reían de ella pero se dieron cuenta del fondo que tenia y aparcaron su fealdad porque conocieron a la persona.
-Respecto Álvaro también se mofaba de ella al principio pero poco a poco con su inteligencia, su lealtad y su buen fondo se lo fue ganando. Ahí es donde se demuestra que el amor ve donde los demás no consiguen ver.
-En el caso de nuestro prota si que es verdad que le daba unos palos que no se como la chica lo aguantaba porque le daba donde más le dolía, pero creo que lo hacía porque necesitaba alguien a su altura que supiera contestarle y ella era lo suficientemente inteligente para poner a Diego en su sitio.

Luego cuando el patito feo se “intento” convertir en cisne todos la miraron con sorpresa y a más de uno le sorprendió pero para mi gusto al final se le subió un poco a la cabeza.

Bueno esa es mi humilde opinión

Besicos a tod@s

Mayte

marga dijo...

Claro que la serie es una critica y una burla de la sociedad en este caso desde el ámbito laboral.
No seguí mucho YSB1 , pero quien no oyó hablar de Bea, esa chica brillante recién salida de la Universidad con ganas de comerse el mundo pero con aspecto poco agraciado que saca de muchos apuros a su jefe y Director de Bulevar( creo que era lo contrario a ella, jefe atractivo-a mi no me lo parecía –pero a veces un poco limitado para el cargo que tenia ).
El contrapunto en mujer seria Bárbara( la guapa e incompetente )y este seria el gran handicap de Bea, demostrar su cualificacion y llegado a un punto ,Bulevar se daría cuenta de lo realmente importante ,la capacidad de uno en su trabajo. El problema es si dejas algo en el camino, en este caso Bea salió reforzada con un fuerte carácter y con una gran autoestima( SUPERIMPORTANTE EN LA VIDA ). Era una serie , y la moraleja era esa, con lo cual tenia que terminar bien, y además conseguir que su amor platónico se fijase en ella. Pero realmente si la importaba su físico, pues decidió transformarse, pero bueno es normal cuanto mejor mejor.


Hoy en día el físico si es importante a primera vista para una empresa y determinante para quedar seleccionado, pero claro luego hay que mantenerse ........
Es verdad que dependiendo de que puesto hablemos ,el que sea determinante o no me parecería discriminatorio, pero hay otros en que el aspecto o incluso la imagen personal (estilo personal, forma de ser y de actuar ) es tan importante como necesario. Me refiero, por seguir con el ejemplo que dice Vanesa de Zara ( publicidad gratuita al grupo Inditex , es broma¡¡¡¡) y siento discrepar, pero ellos venden un producto dirigido a un segmento y a un estereotipo de mujer-hombre y es normal que sus empleados de una tienda(chicas y chicos) proyecten la imagen de la compañia. Estoy segura que a los empleados de oficinas ,almacén, etc de esta empresa no se les requieren ni una 38 de talla ni una altura especifica, se buscan otras aptitudes. Bueno que me estoy yendo del hilo conductor del tema.

Decir que me parecería interesante la opinión de un chico sobre este tema, ¿ no os parece ¿

No he visto la película de Una mente maravillosa, pero me leí hace tiempo una biografía de J.Forbes Nash Jr y me impacto, ese paso de niño superdotado ,sin amigos y con mucho talento en matemáticas y como acabo con esquizofrenia paranoica que a su vez heredo su hijo y apoyado por su segunda mujer Alice.

saludos

marga
madrid

Laura dijo...

¡Hola a tod@s!

Hablando de los cánones de belleza y de la importancia que se da al físico, ¿habéis leído la noticia de que la revista Elle va a publicar en portada a una serie de modelos y actrices sin maquillar y sin retoque de photoshop? Además con ropa normal, nada de grandes firmas ni lujosísimos vestidos.
Si tecleais en google elle modelos y photoshop podeis ver cualquiera de los reportajes que hay sobre el tema.
Me parece muy positivo que se den estos pasos y que se muestre la realidad tal como es. Pienso que con ello contribuirán a que mucha gente, sobre todo entre los adolescentes, se plantee el seguir las modelos y la moda de diferente manera.
Espero que más publicaciones sigan por esta línea.

Henar dijo...

Hola a tod@s:
La serie como comentan, es una critica de la sociedad pura y dura. Y aunque a veces nosotros no deseamos criticar a nadie por su aspecto, inconscientemente, lo hacemos y eso tenemos que reconocerlo. En la sociedad en la que vivimos siempre se da mucha importancia al físico y después a nuestra inteligencia. Y si aun encima no eres muy guapa y un poco despistada, ya no te digo nada.

Este es un muy buen tema, por desgracia, de pequeña se metian conmigo por mi aspecto, era delgada y claro.... Después el acne juvenil que afecta a unos más que a otros. Y mis amigas siempre fueron más guapas. Y para acabar me case con un hombre maravilloso, que de aspecto precisamente no es ni Brat Pit ni Tom Cruise (por ejemplo). Jajajaja
Hoy por hoy lo ves todo de otra manera, pero de pequeña (y no tan de pequeña) que se metan contigo por tu aspecto, puede afectar mucho. Y lo INTELIGENTE, es asimilar que todos tenemos nuestras virtudes y defectos, y no podemos agradar a todo el mundo. Eso es imposible y agotador. Se que suena muy bonito, pero me ha llevado un tiempo llegar a esa conclusión.

Tenemos estos día un buen caso de “fealdad” (sin ofender a nadie) en la tele. Si visteis los telediarios, hablan mucho de Susan Boyle, que se presento a un programa de televisión y no pararon de abuchearla hasta que empezo a cantar. Y menuda VOZ.

Lo mejor es disfrutar de la vida y de los que te rodean sin pensar en el que diran por tu ropa, aspecto o forma de ser. Que la vida son dos días y ya llevamos uno.

Un bikiño muy fuerte.

Pillina dijo...

Aquí vuelvo al ataque.

Hablando de belleza creo que este video es un claro ejemplo de que la belleza puede estar en otro sitio que no sea exterior.

Este es el caso de Susan Boyle, esa señora de 47 años de edad, que nunca ha besado a un hombre, virgen y que no es una gran belleza que digamos. Se presentó a un concurso de talento es Gran Bretaña, algo así como el "tu si que vales" en España. Todo el mundo a su aparición empezó a reirse de ella por su aspecto pero al abrir la boca y dejar salir las primeras notas de su garganta hizo que todos los que antes se mofaban, jurado incluido se emocionara con su actuación.

Aquí os dejo el video de Youtube por si no conoceis el caso

http://www.youtube.com/watch?v=dSFP4XfE8jI

Un saludo

Mayte

P.D. Como dice el cuento de La Bella y La Bestia "La belleza está en el interior"

Ana dijo...

!Hola!
No me gustan los programas descubre talentos, y el británico, que Mayte menciona, menos que ninguno. Lo poco que he visto me ha resultado de bastante mal gusto, con ese jurado supercool tan falso y ese público tan ordinario preparado para mofarse de quien se sube al escenario... Pero he aquí que el milagro puede suceder: el sublime arte con el que algunos concursantes patito feo han sido dotados al nacer es capaz de conmover a la audiencia, de amansar a las fieras y hacerlas llorar de emoción, incluso al mismísimo jurado... ¡y el friky se convierte en cisne!

Acabo de ver el vídeo de Susan Boyle. Hasta que leí tu mensaje, Mayte, no sabía nada del “nuevo descubrimiento” del concurso. Si recordáis, ya hace un par de años lanzaron otro “talento”, Paul Potts, al que hicieron viajar por USA y medio mundo dando conciertos para grandes masas de público que lo aclamaban mientras él destrozaba “Nessun Dorma” y otras cuantas piezas. También grabó la canción “Time to Say Goodbye” (versión de “Con te partirò”, de Andrea Bocelli -no comment!), que sonaba en la radio a todas horas y se vendió como churros.

Supongo que Paul Potts habrá hecho bastante dinero y quizá todavía esté dando conciertos -no sé si ya habrá pasado esa fama efímera o qué habrá sucedido-, pero fue todo un montaje realmente increíble con el que en el fondo no sólo se estaban riendo de un pobre hombre y sus aspiraciones como cantante, sino de toda la gente que lo apoyó, alabó y compró sus discos convencida de que la voz de Paul Dotts era algo único ¡Y cualquiera les llevaba la contraria a los fans! (Yo no fui capaz de convencer a nadie).

Por un lado va la moralina del concurso: no nos quedemos en el exterior de una persona a la hora de juzgar su valía o talento para ciertas cosas. Por otro, lo que el programa realmente busca: impactar y hacer negocio a través una manipulación repugnante de la audiencia y de unos pocos concursantes que dan exactamente el perfil buscado.

Perdón por ser tan negativa. No puedo evitarlo.
Beso: Ana Carmen

Os dejo un par de vídeos del “probe infeliz” Potts, por si tenéis interés:

Time to Say Goodbye:
http://www.youtube.com/watch?v=1sQj5Vanfks

Ave María:
http://www.youtube.com/watch?v=oQrgbadXYxE&feature=related

Laura dijo...

¡Hola a tod@s!

Yo también he visto, sobre todo en las noticias, a Susan Boyle. La verdad es que las imágenes de ese público y ese jurado poniendo caras como de asco al verla son patéticas.
Me parece de muy mal gusto esa afición que tienen determinados programas de hacer burla y escarnio solamente fijándose en lo físico, sin reparar en nada más.
Probablemente Susan no llegue a triunfar, porque el camino es duro. Pero siempre le quedará la satisfacción de haber puesto en ridículo, con su voz, a todas esas personas que pensaban que iban a poder divertirse a su costa.
Se lo tienen bien merecido.

lidia dijo...

Hola a tod@s:
Soy fan de Susan ,la adoro.
Ya se que nuestra prota tenia que ser Beatriz lo siento pero sinceramente en este momento no me inspira na, en cambio Susan me a parecido un ser fantastico y no lo dijo solo por su voz, que me puso los pelos de punta y asi siguen si
por forma de ser que se intuye de sus palabras.
Algunas vces y en esta ocasion mas me pensado que al ser humano no le vendria mal ser ciego pues de entrada todos seriamos tratados igual y solo con la relacion de tu a tu tendrias una valoracion de la persona sin que te condicionara esa primera impresion (que por mucho que dijamos todos hacemos algunas veces on mas acierto que ota pero siempre de una foma muy frivola)
En cuanto a Beatriz estoy de acuerdo con Laura no era fea si no mal arreglada.
Y es que en la serie daban por hecho que las feas 8lo que ellos llaman feas que para eso tabien hay gustos) tambien son ciegas y claro no se saen combinar la ropa ni tienen la menor idea de lo que se tienen que poner.
Pues ay de todo guapas que van de madre y feas muy bien vestidas.
De todos modos lo dela belleza para mi es solo un accidente genetico con mayor o menor fortuna de la que nadie tiene que sentirse orgulloso o avergonzado, pues no tiene nada que ver con él en cambio ser una buena persona y ser una persona capaz en su campo que es lo que tiene valor en la vida si tiene mucho que ver con su propio esfuerzo, determinacion y tabajo duro eso si es dign de valorarse y sentirse orgulloso por ello.
Me gusta mucho este tema Clarice creo que van a correr rios de tinta .
por que se lo merece.
Bueno un saludo Lidia

Rosa dijo...

¡Hola a tod@s!

Vaya temita... La eterna dicotomía del guapo/tonto feo/listo...Como en todas las cosas, generalizar no es bueno, y seguro que todos tenemos a nuestro alrededor gente muy valiosa más o menos agraciada físicamente; y también al contrario, otros que externamente llaman la atención por su belleza, pero su interior deja mucho que desear...
Muchas veces me he preguntado en qué momento de nuestra vida nos enseñan a ver a los demás de forma distinta, a marginar, a ridiculizar, a prejuzgar...
Porque ahora mismo, tengo el ejemplo de que todos esos prejuicios nos los enseñan, me explico: mi peque de 2 años, como todo niño, le encanta jugar en el parque, y allí se encuentra con adultos y niños de otras razas, culturas, posición económica... y a sus ojos, todos son iguales, se divierte y habla con quien le apetece, sonríe y saluda al que se le ponga por delante...
¿Por qué perderemos esa inocencia, ese pensamiento tan puro sobre el trato hacia los demás? ¿De verdad educamos para la igualdad?

¡A veces es un rollo hacerse mayor! Sólo espero seguir aprendiendo de mi hijo, y ver más allá de lo físico y lo visible a los ojos.

Un saludo para tod@s y que tengáis un buen día.

Rosa.

M.J. dijo...

¡Hola!

El temita que siempre esta a la orden del día. Siempre, pero siempre estamos con lo mismo, que es lo primero que nos llega de las personas, pues el fisico como es lógico, a nos ser que seas ciego, que bien mirado si te lo piensas un poco ello, los ciego, tienen una ventaja sobre nosotros, que son capaces de conocer más rapido a las personas, puesto que para ellos el fisico nunca es lo que le da los primeros datos de cada persona que conocen. Somos unos hipocritas y siempre, pero siempre nos dejamos llevar por lo ojos, la comida, la ropa...., y no nos damos cuenta que sea como sea el exterior con lo que al final nos quedamos en con el conjunto de diferentes aspectos que nos gustan o no, de las personas, yo creo que si llevaramos los ojos vendados tendriamos más amigos y menos tonterias, por que lo que muchas veces nos tira para atrás y no nos deja ampliar nuestro abanico de amistades es eso, el fisico, el nuestro o el de los demás, por que quien no se gusta a si mismo, no desea que lo conozcan. Una prueba de lo que digo es la cantidad de gente que se conoce por internet, en blog, como estos y hace un montón de amigos sin ver su fisico, por simpatia en las ideas y en la forma de ver la vida, eso nos demuestra que no devemos dejarnos llevar por la primera impresión y darle a las personas la oportunidad de mostrarse tal como son.

Y con respecto a la vestimenta y a la forma de maquillarse, peinarse, arreglarse,... no podemos esperar que todo el mundo comparta nuestra opinión como tampoco podemos ir como los demás nos dictan que debemos ir por que como he dicho nos tenemos que gustar a nosotros mismo, eso nos eliminaria una gran cantidad de complejos y de neuras que nos montamos, y que en algunos casos nos lleva a problemas más graves como la bulimia, anorexia, strees,.... seguramene seriamos más felices o ¿no?.

Eso es lo que pienso. Besos de Mª Jesús.

Lydia dijo...

¡ Hola a todos !

En mi opinión, el personaje de Beatriz reflejaba a alguien que creía en sí misma, porque a pesar de su aspecto físico, lo "aceptaba" y sabía reirse de ella misma y nunca, hasta el final de la serie, quiso intentar cambiar su aspecto físico, sino que intentó hacerse valer, por lo que realmente era importante e inherente a ella, que no era otra cosa que su inteligencia y sus ganas de mejorar.

Por ello, en la vida real y menos en los tiempos que corren, donde nos intentan "inculcar" que la belleza, el dinero y el poder es lo mejor que alguien puede tener o conseguir en la vida, nos encontramos con tanta gente que no es feliz, porque, como dijo J. Jacques Rousseau, "Nadie puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo".
¡Cuantos problemas nos ahorraríamos si nos quisiéramos y nos aceptáramos cada uno de nosotros tal y como somos, con nuestros defectos y nuestras virtudes!
Pero, como ya he dicho, eso hoy en día, en nuestra sociedad, es muy difícil de conseguir.

Y en el ámbito laboral ocurre lo mismo, en muchos puestos de trabajo no te admiten si no "das la talla" o cumples ciertos requisitos o cánones de belleza.

Así que, me parece que o los seres humanos dejamos de ser tan materialistas y superficiales y nos damos cuenta de que todos, tal y como reconocimos nosotros mismos en la "Declaración Universal de los Derechos Humanos" (Art.1º:Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.),somos iguales o me temo que el mundo va a seguir llenito de "Beas".

Saludos, Lydia.

Carmen C. dijo...

Hola.

Es la primera vez que escribo en este blog y disfruto leyendo todos vuestros comentarios. Me alegra que todavía hay gente que sabe expresarse tan bien como vosotras.

Con respecto al tema de Bea y las dificultades que tiene por su aspecto físico, es algo que siempre ha ocurrido y ocurrirá. Pero quisiera añadir otro factor más, que distorsiona lo que podamos opinar sobre su fealdad:

El dinero, el poder, la fama,...

Si añadimos esto a la ecuación, ya no vemos tan feo, gordo, ... a esa persona. Incluso, nos puede parecer atractivo.Es penoso, pero es así.

A fin de cuentas, la historia de Bea, es un cuento con final feliz. La realidad es bien distinta.

Pero, bueno, os recomiendo dos películas en las que están presentes la crueldad, la fealdad, las apariencias, ...: "Calle Mayor" de Juan Antonio Bardem y "La heredera" (con Olivia de Havilland y Montgomery Cliff).

Se desarrollan en épocas distintas a ésta, pero los sentimientos y las actitudes están vigentes.

Un beso para tod@s.

María del Aguila dijo...

Hola a tod@s, Clarice, Charlotte, Travis,

Gracias por esta nueva entrada Isa me parece digno de reflexión el tema que planteas, a mi modo de ver el aspecto físico en esta sociedad está sobrevalorado. Es cierto que la primera impresión que tenemos de alguién es su apariencia externa, pero todos sabemos que muchas veces cuando conocemos un poco más a la persona, nos sorprende descubrir detalles que no podíamos sospechar sólo por ella.
Sín embargo la mayoría de las veces, o al menos así yo lo entiendo, la estética externa tiende a concordar con la manera de pensar y sentir y por eso es valorable. Porque tampoco creo que podamos externamente dar una imagen con la que no nos encontremos identificados al menos medianamente, no me parece lógico.

Por otro lado después de la primera impresión hay otros muchos más factores, que a la larga todos valoramos más, así si a la buena impresión que alguien nos ha causado no la sostiene un buen trasfondo ésta cae pronto por su propio peso, y ya.

Mención aparte merece el hecho de la belleza física, existe una norma preestablecida, que por otra parte "para gusto los colores", que te hacen ver como la única verdadera, aunque los patrones de belleza han ido cambiando a lo largo de la historia, lo que demuestra lo arbitrarios que son. Lo importante realmente creo que es que exista coherencia en tu vida y te sientas bien contigo misma, nunca le puedes gustar a todo el mundo y por otro lado, bien pensado, hay a quién tampoco nos haría mucha gracia gustarle, con lo cual dejémoslo estar. ¿No os parece?

Beatríz Pérez Pinzón era no muy agraciada, y aunque ella incluso sabía reirse un poco de su físico, su modo de arreglarse tampoco la favorecía. Pero todos al final terminan por aceptarla porque reconocen como más importantes su inteligencia, honestidad y bondad. Sín embargo, aunque su transformación se entendía que habría de ser espectacular la ví excesiva y algo chocante.

De todos modos creo que hay muchas maneras de que la sociedad dé de lado a alguien y no es sólo por el físico, también ve con "malos ojos" a quién no comparte del todo sus cánones, aunque parece que cada vez menos, por ejemplo en cuánto al modo de divertirse, distraerse, ... ¿Cómo puedes preferir, a menudo, estar en casa estudiando, leyendo o haciendo otras cosas que en la calle?. Pero bueno tengamos en cuenta que cada uno encuentra más satisfacción en una opción que en otra, si a todos nos gustase lo mismo ¿Qué aburrido, no?.

Un buen domingo para tod@s. Besitos. María del Aguila

PD: Bienvenida Carmen C. es cierto que el prisma del poder, dinero, fama,... cambia las cosas. ¡Ah! y que las dos peliculas que nombras tocan el tema.

Mª Angeles dijo...

¡¡¡ Hola a tod@s

Respecto a Bea, no se puede decir que fuese realmente fea, la forma de vestir de su abuela hacía mucho, las gafitas (muchos hemos sufrido las crueldades siendo niño por este tema) y el aparato dental que ya remataban todo. Con unos cuantos retoques, que los guionistas dieron al final de la serie, el patito feo se puede convertir en cisne.

En la vida real no es tan fácil, todos, y el que diga que no, creo que está mintiendo, nos fijamos primero de todo en el físico y después en todo lo demás. Te llevas tus chascos, una cara y un cuerpo bonito pueden desinflarse en el momento que abre la boca, y al reves, una cara "del montón" y un cuerpo normalito pueden sorprenderte solo con sus palabras.

Esto no cambiará, ha sido y seguirá siendo, para nuestra desgracia, así. La sociedad tiene mucha culpa de esto como de tatos otros tópicos que nos persiguen.
La edad, el paso del tiempo, te hace ver más allá de una cara y un cuerpo bonito, al final lo que queda es el resto, el físico con el paso del tiempo se va deteriorando, es mucho más interesante una buena conversación.

Un saludo

Ana-Bcn dijo...

¡¡Buenas tardes!!

Al fin me he decidido a comentar en esta entrada.

Actualmente, la sociedad está marcada por un canon de belleza: la mujer o el hombre delgado, guapo y con buena apariencia física. Todo lo que no se adapta a dicho canon se tiende a marginar...
Yo soy Bea pretendió (y lo pongo en pasado porque YSB2 no tiene dicho objetivo) romper con éstos estereotipos de "mujer o hombre 10" y demostrar que el aspecto físico no lo es todo, la clave está en el interior de cada uno y hay que saber valorarlo.
Es lamentable que nuestra sociedad sea tan superficial y se rija y juzgue a las personas únicamente por su aspecto físico o por otros aspectos ya sean raza, color de la piel, religión, forma de vestir...

Yo soy Bea pretendió dar una crítica y a la vez una lección moral a la sociedad: no por ser guapo vas a tener todo lo que quieras y, que el hecho de ser feo no tiene porque ser ningún impedimento para alcanzar tus objetivos. No obstante, como bien ya habéis comentado algun@s, Beatriz Pérez Pinzón lo que iba era mal arreglada y, en ese aspecto me gustaría comentar que, ser feo no es sinónimo de ir mal arreglado, es más, se puede ser guap@ e ir desaliñado y sin gusto para vestir y ser feo e ir de punta en blanco.

El vídeo de Susan Boyle en "Got talent" no lo había visto. Lo acabo de ver, lo he visto un par de veces y, realmente me he emocionado. Pero no me he emocionado de ver las caras de la gente que al principio aparece burlándose de ella, (incluyo dentro de este grupo al mismo jurado) y que luego se quedan atónitos al oír su voz. Este vídeo es, un ejemplo más, de que la sociedad juzga meramente por el físico (entre otras cosas) sin detenerse a conocer a la persona. ¿Qué pasa, qué por el hecho de ser una persona normal y corriente significa que lo vaya a hacer mal? Este vídeo sin duda, es una lección para tod@s.

Y, sí, Carmen C., estoy totalmente de acuerdo contigo. Cuando a alguien "feo" le añades dinero, fama, poder, patrimonio, buen estatus social... entonces esa persona ya no nos parece tan fea. La verdad es que la gente que actúa así me parece patética y unos interesados, es lamentable que exista gente así que únicamente quiere sacar partido y aprovecharse de los demás.

Ya para terminar, quisiera hacer hincapié, en que el ideal estético actual no siempre ha sido así. Es conveniente e interesante echar una ojeada al pasado y, por ejemplo, retroceder hasta el siglo XVII, en la época del Barroco, donde encontramos la siguiente pintura:

"Las tres Gracias" de Rubens.

Rubens fue uno de los grandes artistas del Barroco, probablemente el más influyente. Para el gran público también es uno de los artistas más fáciles de reconocer: sus figuras femeninas, el reflejo del ideal estético de la época, son claramente obesas, la cual cosa no deja de parecer sorprendente para la cultura actual que valora la belleza física.Un beso des de Barcelona,

Ana

CRISTINA dijo...

Buenas tardes,

no creo que Bea fuese fea, lo que la afeaba eran esas ropas de su abuela que le ponían,sino recuerdo mal, fue en el capi en el que ella y Alvaro van al hotel aquel donde se elegía a una miss (o algo de eso) y en el que la mala malísima de Estela la dejó en ridiculo quitandole la falda. En ese cambio , ya cambió muchisimo, solo era cuestión de cambiarle la ropa. De hecho, la transformación de Bea, podría haber sido solo la ropa. Pero sín embargo, donde ella deslumbraba era en su interior, con esas ideas y con ese gran curriculum, yo alucinaba cuando escuchaba un nuevo dato de su curriculum!! No creo que la verdadera belleza la exterior, en YSB Alvaro se enamoró de Bea, también teníamos los ejemplo de barbara o de Cayetana, mucha belleza exterior que quedaba empañada por la poca inteligencia de ámbas y por sus caracteres tan bordes!
Por desgracia vivimos en una sociedad en la que se valora más el aspecto exterior que el interior. Es lo mismo que cuando vemos una persona de diferente raza o color, la juzgamos sín conocerla.

Nerea dijo...

Betriz??!! Yo le definiría como un claro ejemplo de FUERZA y SUPERACIÓN!!!
Era una sufridora nata, que cada vez que se caía, volvía a levantarse.
Realmente no era fea, sólo que no sabía sacar provecho a su físico. Que duda cabe que la imagen vende, y que es importante en cierta medida, pero también es cierto que si una misma no se quiere y no se ve guapa, los demás tampoco podrán hacerlo. Cada uno debe sacar partido de su físico, que no exíste nadie tan feo/a como para no poder gustar a los demás...

Mi EXPERIENCIA PERSONAL: soy la jefa de personal de una empresa (es lo que tengo en común con Diego, je, je) y en los procesos de selección que he realizado, JAMÁS me he fijado en el físico de los candidatos/as a la hora de seleccionarlos. Nunca lo he hecho y nunca lo haría, pese a que los trabajadores deben estar de cara al público y pese a que, como ya he dicho, la "imagen vende".

Cada uno somos como somos, y nadie nos debe valorar por nuestro físico.

Besitos desde Pamplona

Maria dijo...

Buenas noches a todos!
Lamento haberme unido tarde a la discusión, os leía pero con el examen eencima no podía dedicar un ratito a escribir.
Yo estoy de acuerdo con la mayoría de análisis que estais formulando pero no con todo.
En el fondo es como que se siente pena por Beatriz o las beatrices que haya en el mundo, cuando lo que en realidad es este personaje es, como bien la definía Diego de la Vega, un esperpento.
me niego a creer que haya una chica en este mundo que, con las posibilidades que tenía Beatriz, sea tan estúpida, vista tan sumamente mal y se despreocupe tanto de su aspetcto físico, hastael punto de parecer hacerlo aposta el ser tan hortera.
Decís que no está reñido el ser fea con ser inteligente...y al revés? me parece que tampoco. Se puede tener la prodigiosa mente que tenía Beatriz y a la vez ser coqueta o al menos, no ser tan anti-estética como era esa chica.
Porque no es que vistiera mal..es que esa ropa no la encuentras ni en la planta de ocasiones de El Corte Inglés...era un esperpento y como tal una exageración de la realidad. Creo que mucha gente la defendía, en ese aspecto, porque es obvio que resulta más popular eso, que decir la realidad, era fea, la pobre se vestía a oscuras y tenía un voz que a mi particularmente me ponía nerviosisísima...
Pero se la veía una chica de buen corazón, que sentía verdadderos sentimientos de amor por un tio que yo ni regalado lo querría (ahí también se produce la disparidad de comprobar que alguien por muy inteligente que sea, tiene el mismo corazón y se rige por él sólo, que la más analfabeta del lugar.
Pienso que con Bea todo el mundo caía en la discriminación positiva,pobre como la arregla su peor enemigo, decíamos ay que ver con Alvaro, qué mal la trata, parece mentira, con lo buena que es...seguro que si hubiera sido guapa y vistiera de Zara hubiéramos dicho, se lo merece por tonta, con lo mona que es, hay que ver como se rebaja a querer a ese impresentable.
De todas formas, yo veo esta serie como un comic, los personajes, en la primera temporada sobre todo, en esta menos, me parecían sacados de un comic, con esos vestidos de colores tan estridentes, viviendo situaciones rocambolescas; eran todos como personajes con caracteres llevados al extremo, el chulo guaperas, la fea supermega inteligente, la border line, el malvado, la despechada, el amigo liante...al menos eso es lo que me parecía, personajes de comic.
Pues eso...que para mi tampoco está reñida la inteligencia con la belleza, y actualmente quien sea como el personaje de Beatriz es porque quiere o le gusta ser así, pero me niego a pensar que alguien con una mente brillante no se mira al espejo y sabe perfectamente vestirse, maquillarse y peinarse.

_ViCkY_ dijo...

Hola!

Bueno pues ahora que tengo otro ratito, vuelvo a pasarme por el blog… me paso siempre que puedo a leerlo, los posts, los comentarios, pero claro hay que encontrar un ratito para escribir con tranquilidad… jeje

Este tema es interesante. En la vida real, es verdad que muchas veces la gente, todos, nos dejamos llevar primero por la apariencia física de las personas, es lo primero que nos entra por la vista, y cierto es que muchas veces nos llevamos sorpresas, buenas o malas, cuando conocemos a las personas realmente, independientemente de cómo sean físicamente. Hay muchos tipos diferentes de personas y todos podemos tener cosas buenas y malas, y habrá a gente que les guste unas cosas y a otros otras.

Sobre Bea, yo creo como muchas decís por aquí, que no era fea, si no que no se arreglaba. En gran parte se tenía esa imagen de ella por la ropa, las gafas un tanto anticuadas, las cejas… Pero muestra que profesionalmente eso da igual, ya que ella tenía un currículum brillante y era muy inteligente.
En la vida real, a la hora por ejemplo de encontrar un trabajo, sí que es verdad que se fijan mucho en la imagen exterior, sobretodo si es para un puesto de cara al público, ya que lo que las empresas quieren es dar una buena imagen, aunque yo pienso que todas las personas tienen que tener las mismas oportunidades y una igualdad para optar a un puesto de trabajo.

Sobre la relación que ella tenía con los demás, veo que Laura en el primer post lo ha descrito muy bien, (vamos que no te has dejado a nadie eh? Jeje) Bea se llevaba en general bastante bien con todo el mundo, todos la querían, excepto “los guapos” de la serie jeje que yo también creo que envidiaban el éxito que tenía en lo profesional, véase el caso de Diego, que arruinaba todos sus planes; de algún modo Bárbara, aunque ella era más por lo estético… Cayetana, estéticamente y por su relación con Álvaro… Pero bueno, independientemente de eso, yo creo que Bea era muy feliz con su vida, aunque tenía esos momentos de humillación donde sí sufría, pero ella era muy fuerte y se sabía reponer y finalmente consiguió ser bella por dentro y por fuera, reconocimiento profesional, consiguió al amor de su vida y se encontró a gusto consigo misma, así que al final fue todo feliz.

Y bueno ya a parte del tema YSB, como veo que habéis comentado por aquí, ahora se está hablando mucho de Susan Boyle, aparece en todos los medios, todo el mundo la ha visto. La verdad es que canta de maravilla, pero creo que en este caso le ha beneficiado su apariencia para darse a conocer en ese programa, porque si una chica más joven y guapa tuviera esa voz, hubiera pasado más desapercibida, pero lo que llama la atención es la sorpresa que nos llevamos viéndola antes de cantar y después… la gente se empezó a burlar de ella y de pronto todos de pie aplaudiéndola. Me alegro por ella, además se le ve una buena mujer y sencilla y ha dado una lección a todos. Aunque también es verdad que quizás por su físico no le han dado las mismas oportunidades para triunfar en el mundo de la música.

Bueno y después de todo esto me despido ya… jeje
Un besito!

Clarice Starling dijo...

¡Buenas noches! Me han gustado mucho vuestros comentarios.

Empezemos por la serie :
A mí bea a veces me desquiciaba en algunas cosas, si tu problema era el físico ponle remedio.
arreglate más. (Pero claro si hicieran esto no habrían tenido historia para contar).
Diego se burlaba de ella pero en el sentido de que le daba rabia que una mujer tan inteligente como ella estuvier al lado de alguien que al principio no se dio cuenta de lo que valía.

Cayetana era más clasista, nunca me gustó este personaje la verdad.
Reflejaba el tipo de persona que no me hacen ninguna gracia.
Ella si que la trataba mal por su aspecto, al igual que bárbara.
Aun que bárbara era un cerebro de mosquito, pero muy graciosa.

Álvaro y Gonzalo, se mofaban de ella pero luego la respetaban como profesional. Aun que tarde claro.

y que de decir de Richard, alguien con su condición de homosexual, que no es nada grave ni malo. ¿Pero quién era él para juzgar a nadie?. Nunca olvidaré lo de Moscorrofio..

Tema en la vida real: Creo que para optar a un trabajo no es necesario tener una cara bonita, pero sí una buena presencia.
Me explico, ¿Qué más da si eres guapo o feo?, a fin de cuentas si vas a ir a algún sitio público a por un papel en lo menos que te fijas es en la cara de la trabajadora, si no en como hace las cosas, en el tiempo que tarda o en como te trata.
Lo que si es la forma de vestir.

Por ejemplo como dices tú vane, para trabajar en una tienda de ropa no es necesario ser guapa o fea, lo que sí es entender un poco. Yo si voy a una tienda de ropa y le pregunto al dependiente como me queda, debe de saber decirme, este color o este otro,
le pega más esta camiseta, o estos pantalones o faldas.
Lo importante es que sepas "Vestirte" y "Vestir".
Por eso a una entrevista de trabajo vale mucho la presencia.
Eso es algo normal, y cosa que entiendo. no vas a ir en chandal.
se supone que vas a una entrevista laboral profesional. Aparte de tu curriculum miran eso.

Ahora otro planteamiento..
?De verdad las guapas lo tienen todo?. Yo creo que tanto guapos como feos se parecen en muchas cosas, una de ellas es el incoformismo. Esto es una pequeña reflexión que quiero hacer para que penseis en esto.
Nadie esta conforme con lo que es y como es. Siempre intentamos aparentar lo que no somos para caer bien a los demás, cuándo en realidad lo único que estamos haciendo es el ridículo.
Lo primero es quererse uno mismo, y luego ya los demás.
Si a nadie les gusta como somos que miren hacía otro lado.
Somos como somos y punto. Nadie tiene que cambiar, a no ser que sea para bien. por que para peor.. XD
Las guapas también sufren, por que muchas piensan que se acercan a ellas por eso, por ser guapas, y los demás las exhiben por ahi como un trofeo para alardear, hay algunos casos que son asi.
Otras que, a pesar de ser guapas, aparentan que son felices pero no lo son, tienen sus problemas.
Otras que son creídas..
hay para todo..

Las feas sufren de verse solas por su fisico, incapaces de hacer amistad por que no las valoran por como son. No creo que haya nada que envidiar a nadie.
Cada cuál tenemos nuestra forma de ser tanto fisicamente como de personalidad.
Puedes ver gente de distinta personalidad.. y fisicamente te pueden decir una cosa, pero luego resultan ser otra.
El físico nos entra por la vista, pero deberiamos de dejarlo a un lado, a la hora de acercarnos a alguien. ¿A quién no le gusta mirar?. A mí me atrae un hombre que sea atractivo, le miro y tal.
pero quien sabe, a lo mejor te acercas, hablas y es un estúpido..
y viceversa. Mirar es bueno jaja pero otra es tener una idea de como es por su físico.
Lo importante es tener buenas personas a nuestro alrededor que nos quieran por quienes somos y como somos, no por apariencia.
Un amigo se vale por que te apoya en los momentos difíciles y felices. Por qué esta contigo siempre, por que siempre te dice la verdad y nunca lo que quieres oir, por que se preocupa de verdad por ti. Conoce tu rostro, y sabe si te pasa algo.
Por que no es amigo aquél que sólo te quiere para salir, si no para estar contigo todo el día, contando problemas, bromas..
para compartir minuto a minuto.
Quien te llama sin ninguna razón aparente, sólo para preguntar cómo estás, quien llora contigo, y seca tus lágrimas. La verdadera amistad se encuentra en el interior.
A menudo nos equivocamos siempre al definir la amistad.Pero siempre el verdadero amigo se conocerá cuándo esté contigo en los momentos duros y nunca te deje de lado.

Susan Boyle : ¡Expléndida voz!, me ha gustado mucho esta mujer como canta. Ana, en parte estoy deacuerdo contigo, aun que la culpa no es sólo de el programa si no de la gente que acude a él.
Por que hay cada personajillo que sale,.... como aquí en tu si que vales, a veces han salido gente que SÍ vale, pero otras...
o en factor X. aun me acuerdo del esperpento de la mujer que cantaba lo del cinturon..¡Qué horroroso!. Musicalmente hablando.
Susan almenos canta y tiene talento. La sorpresa fue de ver su aspecto y luego escucharla.
Que por cierto, me quedé a cuadros cuándo la vi en el telediario, la vi después de publicar la entrada. me quedé...un tema digno para mi entrada. XD Espero que esta mujer tenga suerte, y pueda sacar algo como un disco.
Sí, se la ve buena mujer y sencilla. ahora ha conseguido el chollo del siglo gracias a una sola intervención.
¡Lo que hace el poder de internet!. nos da a conocer grandes talentos de otros países.
¡Saludos!

Ana dijo...

Dos palabras más sobre Susan Boyle. Vuelvo a la carga.
He vuelto a ver el vídeo de Britain´s Got Talent y me sigue pareciendo que no está nada bien que el jurado de una competición se muestre poco respetuoso con un concursante por su aspecto físico o la primera impresión que cause en ellos –aún más grave en un programa de TV con tanta audiencia e influencia. Creo que tampoco se debería alentar este tipo de comportamientos entre el público asistente –vemos que, antes ya de actuar Susan, la cámara precisamente enfoca a personas que se están burlando de la concursante.

Es cierto que muchas de las personas que acuden a estos castings no tienen talento ninguno, pero no por ello ha de faltárseles al respeto ni reírse en su cara. ¿Es lo que habrían hecho, a mandíbula batiente entonces, si Susan hubiera cantado mal?

Como en este tipo de programas no siempre prima el talento, sino que el producto sea vendible, puede ser que algunos concursantes vayan de cachondeo a la selección. Pero otros yo creo que se presentan sin ser conscientes de sus limitaciones.

Me da la impresión de que en el caso de Susan Boyle el rechazo se produce tanto por su aspecto como por su poco ortodoxa presentación ante las cámaras (bromea con que nunca se ha casado y nunca la han besado, pero que no lo cuenta por anunciarse) y ante el jurado (confiesa su edad con un contoneo, duda cómo describir el sitio donde vive), lo cual quizá lleva al público a pensar que es una persona bastante “rarilla” o incluso con “no muchas luces”. Razón de más para no burlarse.

Bueno, ya no sigo, que soy una protestona.
Besos: Ana Carmen

Laura dijo...

¡Hola a tod@s!

Llevo unos días leyendo las entradas que habéis dejado. Todas muy interesantes, por cierto.

No nos podemos engañar: el físico en un primer momento cuenta, claro que sí.
La prueba la tenemos en Beatriz Pérez Pinzón, sin ir más lejos. ¿Acaso lo que primero le atrajo de Alvaro fue su inteligencia o su bondad? Pues no, porque el tío era un granuja encantador que no dudaba en utilizar a cuanta mujer se le ponía a su alcance. Era guapo y sabía utilizarlo. Y Beatriz en lo primero que se fija es en su físico, faltaría más. Otra cosa es que luego profundice más en la persona y le atraiga o no.
En la vida real pasa lo mismo.
Los niños, como bien habéis señalado algun@s no tienen ningún tipo de prejuicio y se hacen amigos de cualquiera. Sin embargo a determinada edad las cosas cambian y la sociedad empieza a hacer mella en nosotros. Ya lo decía Rousseau: El hombre es bueno por naturaleza pero la sociedad lo corrompe.
De adultos nos cuesta más entablar relaciones. Quizás porque los prejuicios están muy presentes en nuestra vida. Y no digo sólo prejuicios en cuanto al aspecto físico, sino también ideológico, religioso, etc., etc.
En este blog nosotr@s nos estamos comportando como los niños. No tenemos prejuicios contra nadie y tod@s los que participamos nos aceptamos como somos, puesto que no nos conocemos personalmente.
¿Qué pasaría si llegásemos a conocernos? ¿Entrarían en juego los estereotipos?

Susan Boyle, esa mujer que nos ha impactado a todos con su voz, ya ha entrado en la dinámica de las apariencias.
Hoy en los diarios se recoge la noticia de que se preocupa por su aspecto. Según palabras textuales: “Necesito resolver mi vestimenta y mi peso. Hasta que me vi en la televisión no me di cuenta lo desaliñada que estaba. Quiero verme bien y elegante”
Espero que esto no lo haga para perder la virginidad, que todavía estoy anonadada con la noticia de que le ofrecían un millón de dólares por perder la virginidad en una peli porno. ¡A dónde vamos a llegar con tal de atraer audiencia!

Clarice, tienes razón. No sólo los feos tienen problemas, faltaría más. Puede que los "guapos" tengan más, en realidad.
Lo importante es quererte y tener familia y buenos amigos que te acepten como eres y te valoren.
Esto es lo fundamental.

Charlotte Vale dijo...

No me extraña que tenga tanto tirón este tema, porque no es para menos.

Pero fijaos qué contradicción: mientras pensamos que hay que fijarse en el interior y no en el exterior, los más “feos” y marginados de la serie, Bea y Santi, se desvivían por dos guapos tontos, Álvaro y Bárbara. Obviamente se fijaron en ellos por su físico y terminaron enamorados por una cuestión meramente hormonal, porque no es lógico querer a alguien que te ningunea y te falta al respecto constantemente.

Interesante lo de la revista Elle porque es alarmante ver a gente como Keira Knightley convirtiéndose en prototipos de chica triunfante en el cine y en la vida real.

Henar, desgraciadamente muchos niños tienen un detector de debilidades ajenas y deciden jorobar a los demás cuando encuentran sus puntos flacos. Es fácil meterse con el niño feo, el gordo, el dentudo, el bajo, el que lleva gafas, el pelirrojo, etc, pero si el niño en cuestión demuestra tener carácter y hace amigos sólo siendo como es, se termina ganando el respeto general que merecía desde el principio. Eso no es posible en muchos casos, pero creo que cuando una persona ataca a otra por su aspecto, en el fondo lo que busca es minar su autoestima para superar su propio complejo de inferioridad.

Y es que la fealdad también es cuestión de carácter porque... ¿Hay grupo de música con integrantes más feos que los Rolling Stones? ¿Y han tenido complejos estos tíos a lo largo de su carrera? ¿Y admiradoras por todo el planeta? ¿El truco? Talento para la música y una autoestima a prueba de bomba.

Rosa, es fantástico que tu niño haga amigos de distintas razas y culturas pero eso es porque tú lo estás criando así. La mayoría de los niños, desde pequeños, oyen comentarios discriminatorios que, aunque no entiendan al principio, les condicionan y llevan a la práctica desde que entran en el colegio. Y ni siquiera hay honestidad en muchos casos, acuérdate de la película “Adivina quién viene a cenar” donde un matrimonio que proclama la igualdad, pone el grito en el cielo cuando la hija aparece con un novio negro.

El problema de Bea, como yo lo veo, es que se vestía como su abuela para tapar sus miedos a la hora de relacionarse, así que prefería ir de fea para que la gente nada más verla dijera: “Vale, esta es la fea, no indaguemos más”. Por eso había aspectos de su vestuario que extrañaban como que se peinase con una raya gigante en medio, llevase falda, medias y tacones horribles en vez de unos vaqueros normales y corrientes, se depilase las cejas dejándolas enormes, etc. Y no es sólo que ella se vistiese así, es que los demás la limitaban también, porque no me digáis que no fue alucinante el estilismo que eligieron el batallón para ella en la famosa reunión del contrato con Tamarindo, que iba hecha un adefesio a juego con la mantelería de las mesas. Como a María del Águila, a mí tampoco me gustó nada el cambio final, lo que sí me gustó fue ver que Álvaro la miraba igual, con lo que demostró que realmente se había enamorado de ella a pesar de su singular estilo.
Quizás no estéis de acuerdo pero yo creo que Bea, si bien estaba acostumbrada a las críticas sobre su persona, era bastante insegura y prefería sentir que la insultaban por su aspecto a mostrarse del todo. E igual le pasa a la gente que se arregla demasiado.

Ahora que se habla tanto de Susan Boyle, me parece muy triste que esta mujer haya pasado de ser un monstruo a maravillosa en dos segundos porque canta bien y que personas como Bea sigan pareciendo horribles porque su talento esté en los números o en cualquiera otra cosa que requiera inteligencia y no influya directamente en los demás. Si lo pensáis, la gente valora el talento que está relacionado con el físico como tener una buena voz (véase Operación Triunfo, donde reviven canciones fantásticas que pasaban desapercibidas para mucha gente hasta que un perfecto desconocido la versiona y casi siempre destroza) o jugar bien al fútbol.

Ana Carmen, entiendo a qué te refieres porque en la televisión se juega mucho con la gente en los programas buscatalentos. Cogen a una persona que saben que resultará fea para todo el mundo pero con la que saben que empatizarán al final, para terminar transformándola como a Bea. ¿Cuál es la moraleja entonces? ¿“Gánate el corazón de la gente con tu bondad, simpatía e inteligencia pero... ¡Ponte guapo/a de una vez!”?

Lidia lo de que todo iría mejor si fuésemos ciegos... no sé yo qué decirte después de ver “A ciegas”, jaja, yo creo que necesitamos un sentido para discriminar a los demás. Si no fuese la vista, serían el olfato o el tacto. Por eso el contacto a distancia (internet o correo tradicional) tiene tanto éxito, como dice Mª Jesús, porque las relaciones son intelectuales y no importa el aspecto externo.

En las tiendas de ropa, creo que cada vez se están relajando más porque yo he visto ya dependientes de todo tipo, cosa que me parece inteligente porque lo que hay que hacer es lograr que quien entre en la tienda se sienta cómodo, no sujeto a un examen estético.

Lydia, “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros” desgraciadamente es una utopía porque desde que nacemos ya somos diferentes, especialmente por lo que dice Carmen C: el dinero y el poder. Me apunto las películas, que recomiendas, Carmen, porque “La heredera” hace siglos que la vi y no me acuerdo y “Calle Mayor” no la he visto aún.

Con respecto a lo que dice Ana-Bcn, es verdad que todo va según la moda, porque hace poco relativamente, la belleza pasaba por tener la piel lo más blanca posible y tener unos kilos de más era sinónimo de buena posición social. Ahora todo el mundo quiere ser delgadísimo y morenísimo pero sin olvidar que son de raza blanca. Qué hipocresía, ¿no?

María del Aguila dijo...

Hola a tod@s, hola Clarice,

Y al hilo de lo que apuntas Clarice, está claro que la belleza no da la felicidad, como no la dan ni dinero, ni la fama,... . Se dice que la felicidad es la ausencia de infelicidad, que para ser felíz hay que tener buena salud y mala memoria, ...
También se dice que muchas veces no apreciamos lo que tenemos porque queremos ser más felices que los demás, aunque estamos equivocados porque los demás nunca son tan felices como en realidad creemos, y cuánto de verdad hay en ello, por ejemplo, hay actores o cantantes, ricos, guapos y famosos que aparentemente lo tienen todo para ser felices y realmente nada más lejos de la realidad. Que siempre andamos buscando la felicidad y eso nos impide disfrutar de aquello que tenemos,...

Encuentro que la felicidad es más un estado de ánimo, un sentirse en paz con uno mismo, ¡qué cuesta!, sobre todo algunas veces y aprender a valorar lo que tenemos, meditando cuán afanosamente lo buscaríamos si no lo tuviésemos como decía Marco Aurelio.

¡¡Me gusta que todos nos sintamos felices leyéndonos en este blog!!. Desde Sevilla, María del Aguila

PD: Acabo de ver el vídeo de Susan Boyle, hasta hoy no he tenido ocasión, y es cierto ¡Cuánto prejuzgamos!. Pero no os pasa a veces que véis a un hombre/mujer muy guapo/a y sín que ni tan siquiera abra la boca ya os resulta desagradable, y a la inversa uno/a que no lo es tanto pero que simplemente su manera de desenvolverse, su aspecto o sus gestos os hace sentir afinidad con él/ella sín cruzar palabra. Eso se llamará empatizar al primer vistazo!!.

PD2: Charlotte es verdad que la sociedad (todos nosotros por lo tanto) es hipócrita y que se "desvive" por aparentar, ahora el mejor "piropo" que parece que se le puede hacer a una mujer es "que delgada y que morena estás" y ya ves a muchas no les va nada bien estar tan morena ni a lo mejor estar tan delgada.