miércoles, 19 de agosto de 2009


Bajo la luz tranquila de Granada

Me senté
en un claro del tiempo.
Era un remanso de silencio,
de un blanco silencio.

Anillo formidable,
donde los luceros
chocaban con los doce flotantes
números negros.


Con el poema “Eco del reloj” comenzó Jesús Vigorra, el afable presentador de “El público lee”, su discurso introductorio a la ceremonia que el pueblo de Alfacar celebró anoche por el septuagésimo tercero aniversario de la muerte de Federico García Lorca, tras la ofrenda floral al monolito donde parecen encontrarse sus restos y que rinde homenaje tanto a él como a las demás víctimas de la guerra civil española.

La madrugada del 17 de agosto de 1936, como otros, Lorca fue fusilado y, si toda ejecución es injusta, es inevitable sentir que su desaparición lo fue aún más por todo el legado que llevaba ya a sus espaldas y el que prometía seguir mostrando al mundo, todo ello dotado de una sensibilidad y un talento únicos. Si a eso añadimos que todos los que le habían conocido le consideraban una gran persona y que hay escritos y dibujos que lo confirman claramente, podemos entender el desasosiego que sintieron sus allegados y sus colegas de profesión, y que se ha transmitido de generación en generación, hasta nuestros días.

El actor José Sacristán fue el encargado de poner voz a las doloridas palabras que escribieron Rafael Alberti, Luis Cernuda y Antonio Machado, tras el triste desenlace por la negativa de Lorca a exiliarse. He rescatado unos versos de los poemas de Alberti y Cernuda. El de Machado es necesario ponerlo completo:

“Elegía a un poeta que no tuvo su muerte”

No tuviste tu muerte, la que a ti te tocaba.
Malamente, a sabiendas, equivocó el camino.
¿Adónde vas? Gritando, por más que aligeraba
no paré tu destino.

[…]

Debiste de haber muerto sin llevarte a tu gloria
ese horror en los ojos de último fogonazo
ante la propia sangre que dobló tu memoria,
toda flor y clarísimo corazón sin balazo.

Mas si mi muerte ha muerto, quedándome la tuya,
si acaso le esperaba más bella y larga vida,
haré por merecerla, hasta que restituya
a la tierra esa lumbre de cosecha cumplida.

Rafael Alberti

“A un poeta muerto”

[…]

Triste sino nacer
con algún don ilustre
aquí, donde los hombres
en su miseria sólo saben
el insulto, la mofa, el recelo profundo
ante aquel que ilumina las palabras opacas
Por el oculto fuego originario.

La sal de nuestro mundo eras,
vivo estabas como un rayo de sol,
y ya es tan sólo tu recuerdo
quien yerra y pasa, acariciando
el muro de los cuerpos
con el dejo de las adormideras
que nuestros predecesores ingirieron
a orillas del olvido.

[…]

Igual todo prosigue,
como entonces, tan mágico,
que parece imposible
la sombra en que has caído.
mas un inmenso afán oculto advierte
que su ignoto aguijón tan sólo puede
aplacarse en nosotros con la muerte,
como el afán del agua,
a quien no basta esculpirse en las olas,
sino perderse anónima
en los limbos del mar.

Pero antes no sabías
la realidad más honda de este mundo:
el odio, el triste odio de los hombres,
que en ti señalar quiso
por el acero horrible su victoria,
con tu angustia postrera
bajo la luz tranquila de Granada,
distante entre cipreses y laureles,
y entre tus propias gentes
y por las mismas manos
que un día servilmente te halagaran.

[…]

Luis Cernuda

“El crimen fue en Granada”

Se le vio, caminando entre fusiles,
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas de la madrugada.

Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle la cara.

Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
—sangre en la frente y plomo en las entrañas—
... Que fue en Granada el crimen
sabed —¡pobre Granada!—, en su Granada.

Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
—Ya el sol en torre y torre, los martillos
en yunque— yunque y yunque de las fraguas.

Hablaba Federico,
requebrando a la muerte. Ella escuchaba.
«Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban...
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!»

Se le vio caminar...
Labrad, amigos,
de piedra y sueño en el Alhambra,
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!

Antonio Machado

A continuación, los músicos argentinos Carlos Andreoli, Osvaldo Jiménez, Fabián Carbone y Javier Oyhanarte, rindieron un personal tributo a Lorca, recordando su estancia en Buenos Aires y poniendo el punto final a la noche con ritmo de tango melancólico, lleno de poesía y sentimiento.

Quizás sea más emotivo presenciar un homenaje a Lorca siendo granadino/a porque, sin duda, le inspiró como ninguna otra cosa, a pesar de haber viajado y residido en otras ciudades. Todos tendemos a sentir nuestra tierra como algo especial y es un orgullo saber que la provincia de Granada vio nacer y formó a gran parte de lo que Federico llegó a ser, aunque realmente su obra hablaba de la cultura y las costumbres de la sociedad rural española, en general.

Creo que todos sentimos que Lorca forma parte de nuestras vidas. Sea en verso o en prosa, en sus textos teatrales o en canciones, nos vemos reflejados en su obra por su peculiar representación metafórica del anhelo humano por comprender el amor y la muerte, en su fascinación por el arte y la naturaleza y en su lucha por vivir a pesar de las dificultades y de sus propias frustraciones.
En tanto que su temática está repleta de belleza, aun formando parte de uno de los episodios más negros de España, Federico García Lorca seguirá estando presente en las vidas de las siguientes generaciones y, como deseaban sus contemporáneos, no caerá en el olvido. Al menos eso esperamos.

18 comentarios:

Ana dijo...

Buenos días a tod@s:
No sabes cuánto me ha gustado tu entrada, Charlotte. ¡Y qué maravilla el homenaje a Lorca! Si llego a estar allí me habría hartado de llorar, aunque no me he quedado corta sin moverme de casa...
Ayer de noche mientras veía en la tele "Españoles en el mundo", no sé si fue una imagen o algo que oí en el programa, no soy consciente, que me hizo pensar en Granada, así que al acabar el programa y buscar una película en dvd de entre las que tengo en un montoncito para ir viendo estos días, no dudé en coger "La luz prodigiosa".
Recordaba haber visto un fragmento de la película en la tele hacía algún tiempo, pero no la había visto entera. La dirección es de Miguel Hermoso, como sabéis, y el guión de Fernando Marías, inspirado en su novela homónima aunque con una recreación diferente de los personajes y distinto enfoque.
Preciosa historia,trágica, triste aunque esté plagada de pinceladas de humor, pero sobre todo conmovedora y tierna hasta tal punto que de principio a fin tuve un nudo en la garganta, o en el pecho, no sé dónde... Es una película que dice tanto, y no ya sobre un hipotético y dramático destino de García Lorca sobreviviente al fusilamiento, sino sobre otras muchas cosas... No os cuento más para que, si no la habéis visto, la descubráis en toda su belleza.
Sí os diré que Alfredo Landa está impresionante, como siempre pero aún más, sublime. Hay una escena que comparte con otro dios de la interpretación, José Luis Gómez, y esos primeros planos de los dos juntos son algo que jamás se puede olvidar. También Nino Manfredi está increíble en su papel de pobre viejo que se ha quedado sin palabras. La música es preciosa.

Si me gusta tanto García Lorca y todo lo relacionado con su vida y obra -Granada por supuesto- pienso que es porque, aparte de que su creación artística es de lo más bello que pueda existir, fue el primer poeta/dramaturgo que leí, oí leer y cantar, y cuya vida y personalidad me atrajeron desde muy niña.
A mi padre el recuerdo de lo vivido en la Guerra civil le convirtió en un ávido lector de cuantos libros cayeran en sus manos donde se contara, estudiara o analizara lo acontecido en aquellos años, incluida la vida y obra de la Generación del 27. La historia de García Lorca y su trágico fin siempre le interesaron en especial, y recuerdo que siendo yo muy pequeña, unos años antes de la muerte de Franco, llegó un día a casa con un precioso libro, no muy grande, pero con hojas finas como el papel de fumar, que contenía toda la obra de García Lorca: los poemas, las obras de teatro, fotografías, correspondencia, conferencias, las canciones con la música y la letra manuscritas... A mí aquel libro me parecía el más mágico y maravilloso del mundo, y aún me lo parece cuando lo abro y me vienen a la mente aquellos recuerdos. Las canciones le mandaba a mi madre, que las sabía todas, que me/nos las cantara, porque eso no era precisamente lo que a él mejor se le daba... Y así me aprendí primero las canciones, hojeé una y mil veces los dibujos y las fotos, y luego empecé a leer poco a poco los tesoros contenidos entre aquellas tapas marrones.
Recuerdo que los poemas que más me impresionaban y mejor comprendía eran los del "Romancero Gitano". Más tarde me enamoré de "Doña Rosita la soltera", "Bodas de sangre", "Yerma"... y de poemas como los de "Poeta en Nueva York" ("La aurora de Nueva York tiene/ cuatro columnas de cieno/ y un huracán de negras palomas/ que chapotean las aguas podridas (...)"

Gracias por esta preciosa entrada, Charlotte. Con las imágenes de la película en la mente, sobre las tres de la mañana abrí el blog antes de acostarme y me encontré con tu recuerdo a García Lorca y los hermosos poemas que has recopilado para nosotros. El colofón perfecto a la película, que además me dejó de piedra por lo inesperado. No he dormido mucho, pero me he sentado unos minutos ahora al ordenador porque me apetecía dejar estas líneas antes de salir.

Un beso a tod@s y hasta pronto: Ana Carmen

Amalgama dijo...

Gracias, Charlotte, por esta nueva entrada motivada por el aniversario de García Lorca.

"No tuviste tu muerte, la que a tí te tocaba" Qué forma tan sencilla y tan certera de resumir el final del poeta del pueblo.

Lo grande de Federecio es que su éxito, su reconocimiento póstumo no viene motivado por el mito de la víctima. Su obra va más a allá del hombre libre que decidió no renunciar a su libertad y que lejos de acabar siendo mártir fué grande porque grande es lo que escribió.

"¡Sí! Déjame decirlo con la cabeza fuera de los embozos. ¡Sí! Déjame que el pecho se me rompa como una granada de amargura. ¡Le quiero!"

"¡No me digáis que la vea!
No quiero sentir el chorro
cada vez con menos fuerza;
ese chorro que ilumina
los tendidos y se vuelca
sobre la pana y el cuero
de muchedumbre sedienta.
¡Quién me grita que me asome!
¡No me digáis que la vea! "

"Lo que usted sabe. ¿Por qué estoy yo seca ? ¿Me he de quedar en plena vida para cuidar aves o poner cortinitas planchadas en mi ventanillo? No. Usted me ha de decir lo que tengo que hacer, que yo haré lo que sea; aunque me mande clavarme agujas en el sitio más débil de mis ojos."

Quizás si hubiera dado un paso atrás en su arrojo, en su forma insultante de vida García Lorca no hubiese sido asesinado, quizás sólo le hubieran robando la vida quitándole su Granada, pero la valentía del poeta, su altivez no renunciando a su esencia, la más pura, fueron imperdonables. Garcia Lorca era peligroso porque decidió amar, porque decidió desgarrar el clasismo y comenzó a derramar gotas de cultura que quedaban enquistadas en el pueblo ( y ese quizás fué su mayor delito), porque decidió no bajar la mirada y mantenerse enhiesto hasta el final.

De nuevo, gracias Charlotte

Un abrazo

María Malibran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jags dijo...

muy bonito artículo, enhorabuena!. Por cierto.... este blog de qué va???
(Con lo del piel roja no salgo de dudas)

María del Aguila dijo...

Buenas tardes a tod@s:

Gracias Charlotte por esta entrada llena de sensibilidad en que nos narras como se conmemoró ayer, en Alfacar, la fecha en que sucedió lo que nunca debió haber sucedido y a lo que no se le puede encontrar una explicación que no sea la inexplicable barbarie que toda guerra fratricida lleva unida.

La obra de Lorca la siento muy andaluza y me resulta fascinante y muy rica. En ella veo claramente como están reflejadas tanto la Andalucía que él ve y vive como una Andalucía más popular. Sín embargo a la vez es una obra tremendamente universal, como nos muestra por ejemplo en "Poeta en Nueva York". De esta obra me llaman la atención unos versos que pertenecen concretamente a Fábula y rueda de los tres amigos de Poemas de la Soledad en Columbia University.

"Cuando se hundieron las formas puras
bajo el cri cri de las margaritas,
comprendí que me habían asesinado.
Recorrieron los cafés y los cementerios y las iglesias,
abrieron los toneles y los armarios,
destrozaron tres esqueletos para arrancar sus dientes de oro.

Ya no me encontraron.
¿No me encontraron?
No. No me encontraron."

Parecen, de alguna manera, un poco premonitorios de lo que sucedería en su vida años más tarde.

Y como curiosidad saco a colación una carta que Federico García Lorca escribió a Jorge Guillén sobre 1927, cuyo manuscrito si no conocéis se puede ver en
www.larepublicacultural.es/foto.php3?article
787&id_document=1541, el cual imprimí un día de éstos que andas en internet buscando de aquí y allá, y en el que creo entender, de su letra, lo que sigue:

"Segunda Carta (y debajo dibuja y colorea un corazón atravesado por una flecha), y más abajo empieza a escribir así:

Querido Jorge: Los muchachos de Granada ven bien hacer un suplemento literario del periódico Defensor de Granada con el título "El gallo del Defensor". Va ilustrado por Dalí. Falla publica un artículo magnífico. Manda algo. Lo que quieras. Para el primer número. Tú ya ves las cosas que te envío.
Ahora estoy aterrado y bajo el peso de una cosa superor a mis fuerzas. Parece ser que la Xirgu va a estrenar Mariana Pineda (drama romántico). El hacer un drama romántico me gustó extraordinariamente hace tres años. Ahora lo veo como al margen de mi vida. No sé.

Y a continuación dibuja un gallo,(que aparece coloreado), y que nos hace ver diciendo: Manda poesía o prosa. Kikirikiii.
Y bajo el gallo: Ahora estamos muy preocupados con este gallo.

A mí me parece una joya poderlo leer de su puño y letra, además con dibujos incluídos,-y los componentes del grupo hablan por si solos: Dalí, Falla, Jorge Guillén, Margarita Xirgu y ... Federico-. Pertenece al ARCHIVO JORGE GUILLÉN MS SPAN 115(942). HOUGHTON LIBRARY. HARVARD UNIVERSITY.

Federico de ayer y de siempre, nunca olvidado, siempre presente y siempre actual. Esa es su grandeza.

Que sigamos teniendo un buen miércoles. Un beso. María del Aguila.

Ana dijo...

!Buenos días! He estado pensando qué poema de Lorca podría elegir como parte de este intercambio de impresiones sobre este hombre y artista fascinante, pero, a pesar de lo corta que fue su vida, es tan grande su legado, tan inmenso todo lo nacido de su pluma y de su imaginación, que no he sabido así de pronto qué escoger.
Como algo que me encanta es conocer qué piensa el autor de su obra o comentar cómo la vemos los espectadores/lectores, en el caso de García Lorca me entusiasma buscar en sus declaraciones, entrevistas, conferencias y cartas a Jorge Guillén o Ana María Dalí referencias a su propia vida y obra, a la de sus compañeros Dalí, Falla o Cernuda, a Granada y a los paisajes, lenguas y tradiciones de España, a Góngora, Lope o Rueda, al cante jondo o a la música de Debussy... Apasionantes sus ideas sobre la vida y la muerte, la vejez, el amor, el arte. Era tan increíblemente culto, cercano, sincero, tan grande como persona además de como literato, que cualquier cosa dicha o escrita por él resulta fascinante.
Me centro en un aspecto. Son muchos los momentos en que Lorca expresa sus ideas sobre cómo él concibe el teatro y sobre su grupo La Barraca, de cuyo nombre en una entrevista del año 1932, que lleva por título "El carro de la farándula", dice "Un nombre lindo. Una cosa que se monta y se desmonta, que rueda y marcha por los caminos del mundo..." En una entrevista de 1934, "Teatro para el pueblo", se puede leer "La Barraca es para mí toda mi obra, la obra que me interesa, que me ilusiona más todavía que mi obra literaria, como que por ella muchas veces he dejado de escribir un verso o de concluir una pieza, entre ellas `Yerma´, que la tendría ya terminada si no me hubiera interrumpido para lanzarme por tierras de España, en una de esas estupendas excursiones de `mi teatro´".
Respecto a su doble faceta de poeta y dramaturgo, en otra entrevista de 1934, titulada "Los artistas en el ambiente de nuestro tiempo", comenta: "Yo he abrazado el teatro porque siento la necesidad de la expresión en la forma dramática. Pero por eso no abandono el cultivo de la poesía pura, aunque esta igual puede estar en la pieza teatral que en el mero poema". En la misma entrevista dice: "Al terminar cualquiera de mis trabajos, yo no siento más que el orgullo de haber creado una cosa; pero no convencido de que eso es consecuencia de especial mérito personalísimo, sino como el padre a quien le sale un hijo hermoso. Al fin y a la postre, se trata de un don que por un raro azar a uno le sobreviene". Y más adelante: "Hay que desterrar de una vez todas esas cantinelas ineptas de que el teatro no es literatura. Afirmar lo contrario es como decir que `Doña Francisquita´ no es música.(...) Lo de la decadencia del teatro a mí me parece una estupidez. Hay millones de hombres que no han visto teatro.(...)¡Ah! ¡Y cómo saben verlo cuando lo ven! Yo he presenciado en Alicante cómo todo un pueblo se ponía en vilo al presenciar una representación de la cumbre del teatro católico español: `La vida es sueño´. No se diga que no lo sentían. (...) Para sentirlo, el teatro es el mismo para la señora encopetada como para la criada. No se equivocaba Molière al leer sus cosas a la cocinera. Claro que hay gente irremisiblemente perdida para el teatro. Pero claro, son aquellos `que tienen ojos y no ven, oídos y no oyen´. Y patean porque una madre en escena vende a su hija, como ocurrió con `Casa de naipes´, de Ugarte y López Rubio."
Sobre el teatro romántico comentó en 1935: "Del teatro romántico no queda nada. Y esa es la desgracia de la escena española. ¡Ha sido una reacción tan grande contra el Romanticismo!... El naturalismo y el modernismo han limpiado todo gérmen romántico. Por eso los versos que hoy se recitan son de diente para afuera. Se dice: `Qué bien riman, qué bien suenan!´, pero nadie llora, nadie siente lágrimas en los ojos, como se sienten cuando habla Zorrilla."

Realmente interesante poder leer hoy las ideas de Lorca sobre el teatro. (Perdón por tener que recortar tanto las citas)
Hasta otro momento. Un beso: Ana Carmen

María del Aguila dijo...

¡¡Hola!! ¿Cómo estáis?

Parece ser que no se conserva ninguna grabación con la voz de Federico García Lorca pero aquí anoto dos enlaces en los que se puede oir tocando el piano a Federico, mientras que La Argentinita canta sendos poemas de él: "Nana de Sevilla" en www.youtube.com/watch?v=rPScsaW0
RYk&feature=related
y "Sevillanas del siglo XVIII" en www.youtube.com/watch?v=3dL5Zkmt53o.

Y como va de Sevilla y sevillanas, aquí los deja, una sevillana, porque le han resultado dos testimonios muy singulares y tiernos.
Por cierto que me parece muy interesante que, entre tod@s, vayamos aportando impresiones y datos sobre Federico García Lorca. Se me figura que es como nuestra peculiar manera de rendirle homenaje.

Un beso. María del Aguila.

Guadiana dijo...

La verdad es que esperaba esta entrada desde que vi el reportaje en televisión en el que salía José Sacristán y pensé, ahí debe estar Charlotte. ¡Cuánto me hubiera gustado estar en este homenaje!
Llevas razón cuando dices que Lorca forma parte de nuestras vidas. Lo primero que leí de teatro siendo una mocosa fue “La casa de Bernarda Alba”, me gustó tanto que leí toda la colección que había en casa.
Gran entrada y grandes comentarios.

Ana dijo...

!Hola!¡Ay María del Águila, qué maravilla de videos! La "Nana de Sevilla" me vuelve loca, y con ese sabor de la época y esos intérpretes... Las Sevillanas del s. XVIII son otra divinidad, elegantes, con el piano y los palillos... ¡Ay, qué hermosura!
Como imaginaréis no quedó la cosa ahí y estuve un bueeen rato escuchando otras joyas en ytube. Extraño que no haya ninguna grabación de la presentación de "El café de Chinitas" en el Metropolitan de NY en 1943, cantando y bailando todas estas piezas que habían preparado Lorca y La Argentinita, y con decorados de Dalí. Si os apetece escucharlos de nuevo en esta otra preciosidad que es "El café de Chinitas", la tenéis en http://www.youtube.com/watch?v=fX7uZ_wdKMY&NR=1
En este otro enlace las imágenes son otras y muestran la historia de el Café de Chinitas http://www.youtube.com/watch?v=EQLSwW3ilFQ&feature=related

Otras canciones que siempre me han encantado son "Anda jaleo", "La Tarara", "Los cuatro muleros", "Zorongo"... "Los Pelegrinitos", divina. La he ido encontrando por distintos intérpretes, desde Victoria de los Ángeles hasta Raphael (de jovencito, cuando cantaba tan bien) y he encontrado de casualidad este "documento histórico", un fragmento de una película cuyo título aún no sé, donde el niño Joselito la canta con su voz y su cara de ángel: http://www.youtube.com/watch?v=b73WcnUS2hY
Diréis que me he vuelto chiflada con todo esto, pero qué le vamos a hacer...

En este breve reportaje de Canal Sur, que yo no conocía, se habla de Lorca y de la vida y la muerte como temas universales en su obra. Podrían haberse esmerado un poco más, pero tiene testimonios interesantes (la parte 2 sigue a ésta): http://www.youtube.com/watch?v=Eh8Hkd3LaWQ&NR=1&feature=fvwp

Os copio un fragmento de unas inquietantes palabras de Lorca, que datan de 1934 y tienen un eco de la belleza dramática de sus obras: "La muerte...¡Ah!... En cada cosa hay una insinuación de muerte. La quietud, el silencio, la serenidad, son aprendizajes. La muerte está en todas partes. Es la dominadora... Hay un comienzo de muerte en los ratos que estamos quietos. Cuando estamos en una reunión, hablando serenamente, mirad a los botines de los presentes. Los veréis quietos, horriblemente quietos. Son piezas sin gestos, mudas y sombrías, que en esos momentos no sirven para nada, están comenzando a morir... (...) Uno piensa: diez, veinte, cuarenta años más, y su quietud será absoluta. Tal vez unos minutos. Quizá una hora. La muerte está en ellos...
No puedo estar con los zapatos puestos en la cama (...). En cuanto me miro a los pies, me ahoga la sensación de la muerte. Los pies, así, apoyados sobre sus talones, con las plantillas hacia el frente, me hacen recordar a los pies de los muertos que vi cuando niño. Todos estaban en esta posición. Con los pies quietos, juntos, con zapatos sin estrenar... Y eso es la muerte."
En otra entrevista un poco anterior, fechada en 1933, comenta: "Lo que más me importa es vivir. Me paso el día en la calle: a ratos en los cafés, charlando. Frecuento los paseos, y algunas temporadas me voy al campo. El campo me gusta más que nada. Allí vivo, corro, trajino en faenas campesinas dos horas y escribo cinco. Donde mejor escribo es en el campo. (...) Escribo durante el verano de día y a las horas de calor; pero en invierno, de noche." A la pregunta "¿Es usted feliz?", responde: "Sí. Siempre estoy alegre. He tenido una infancia muy larga, y de esa infancia prolongada me ha quedado esta alegría, mi optimismo inagotable." En otra entrevista de 1935 dice: "(...) Esta risa de hoy es mi risa de ayer, mi risa de infancia y de campo, mi risa silvestre, que yo defenderé siempre, siempre, hasta que me muera."

Bueno, como esto es una fuente inagotable, ya lo dejo por ahora.
Un beso a todos: Ana Carmen

María del Aguila dijo...

Hola chic@s:

Este sábado agosteño por aquí seguimos con un sol achicharrante, que como a Lorca, me lleva a "escribir de día y en las horas de calor", ¿lo reconoces Ana Carmen?. Por cierto muy interesantes los fragmentos que aportas sobre la concepción de Federico G.L. acerca de la muerte, la vida, la felicidad, la risa, .... y todo con una deliciosa prosa bañada de poesía que embelesa.

En fín, Ana, el poema de García Lorca ,"Los peregrinitos", aparece cantado por Joselito en la película "Bello recuerdo" (1961), que protagoniza junto con la gran actríz argentina Libertad Lamarque,-de madre gallega por cierto, Josefa Bouza, y padre uruguayo, aunque de padres franceses, Gaudencio Lamarque-, el director es Antonio del Amo. Es la historia de una maestra (Libertad) que termina acogiendo, como a un hijo, a un niño huérfano de su escuela (Joselito), estableciéndose una relación materno-filial muy tierna.

Y otro apunte: Tres son las casas en las que discurrió principalmente la vida de Federico, todas ellas en la provincia de Granada y convertidas, lógica y afortunadamente, en Casas-museo, he disfrutado mucho "moviéndome" por ellas, por si os apetece "recorrerlas" aquí os dejo los enlaces: La de Fuente Vaqueros, su casa natal, www.patronatogarcialorca.org/casamuseo_galeria
.php,
la Huerta de San Vicente, la residencia de verano familiar, www.huertadesanvicente.com/portada.php?id=0, y la de Valderrubio, www.museolorcavalderrubio.com/es/casa-museo.
Pues bien, ahora se proyecta convertir también en casa museo de Lorca en Valderrubio la que fué casa de doña Frasquita Alba, en ella y sus hijas cuentan que se inspiró Lorca para escribir "La casa de Bernarda Alba", http://bernarda-alba.iespana.es/sobre-la-obra.htm.

Hay que ir terminando, porque verdaderamente sí que ésto es inagotable, así que a tener un buen sábado y a sobrellevar este calor lo mejor posible.

Un beso. María del Aguila.

María del Aguila dijo...

Hola de nuevo:

Primero decirte Ana que me alegro mucho de que te hayan gustado la "Nana de Sevilla" y las "Sevillanas del siglo XVIII", que en el comentario anterior se me quedó en el tintero y no quería dejar de celebrar tanto entusiasmo como tú pusiste en tu comentario.

Y después querría puntualizar que el poema de García Lorca lo he encontrado con los nombres de "Romance de los pelegrinitos", "Romance Pascual de los peregrinitos", "Romance Pascual de los peregrinos", en fín para escoger. Y que en la red he hallado la canción de Joselito como, "Los peregrinitos" en la película "Bello Recuerdo".

A seguir,... Besitos. María del Aguila.

Ana dijo...

¡Hola a todos!
María, te agradezco los enlaces que nos has dejado para “visitar” los hogares de García Lorca. Ya me he estado dando un paseo virtual. En persona, es algo que hace ya muchos años tengo en mente y todavía no he hecho, no sé a que espero. Ahora ya es posible recorrer los parajes con esta máquina a la que tanto partido sacamos, pero falta “vivirlo”. Poder entrar en las casas donde vivieron músicos, escritores, pintores que admiras es algo fascinante, se siente una emoción especial aun cuando se hayan transformado o convertido en parte en museos y no sean exactamente como cuando ellos las habitaban. Desgraciadamente, en España no se han conservado o no se les ha prestado la suficiente atención a muchas de ellas, pero con Lorca sería un pecado no haberlo hecho y, por lo que se ve en las páginas de estas tres viviendas, se ha puesto mucho esmero en ello en estos últimos años. Su obra es inmortal, pero qué menos que este recuerdo como homenaje a la memoria de Lorca y en respeto hacia su persona.

Creo que un día os comenté que de las que he visto, que no son muchas, me causó una impresión especial la casa como “de muñecas” de las hermanas Brönte, en Haworth, Yorkshire, con vistas al lúgubre cementerio y los páramos -todo en internet, ahora. Basta con que echéis un vistazo a la portada y la foto lo dice todo: http://www.haworth-village.org.uk/brontes/bronte.asp Ya no es la casa solamente, es que te trasladas a otra época (bueno, espero que el turismo no se esté cargando el romanticismo en el que el pueblo parece haber quedado anclado). No sé si conoceréis esta zona por eso de que está un poco más perdida, pero seguro que algunos habréis estado en Stratford y habréis sentido algo parecido visitando los lugares relacionados con Shakespeare, entre ellos la escuela donde estudió... Todo un fascinante viaje al pasado también, aunque quizá se sienta menos la “presencia” humana que parece todavía palparse en los objetos personales y recuerdos de otros autores o artistas más cercanos en el tiempo.

Aquí en Asturias no se conservan apenas casas natales o viviendas de escritores ilustres. En Oviedo, en el portal de al lado de la casa donde yo vivía de muy cría había vivido Armando Palacio Valdés ("La hermana San Sulpicio", "La aldea perdida", "Sinfonía Pastoral"...). La familia de P. Valdés fue a vivir allí en 1867, fijaros qué casas tan viejas ya, y él vivió en ella hasta terminar el bachillerato. Sólo hay una placa recordándolo (aquí a la izquierda se ve la casa y, aunque muy de lejos, la placa blanca junto al balcón; en la casa contigua, que se ve de frente, el pub “El Paraguas”, en el que Ángel González pasaba muchas veladas hace algunos años, cuando todavía la Plaza del Paraguas era otra cosa y no un lugar de botellón: http://www.elparaguas.es.tl/ .
Durante muchos años P. Valdés estuvo en el olvido, después de haber gozado de reconocimiento y también popularidad e incluso haberse llevado al cine algunas de sus novelas en la 1ª mitad de siglo.
La casa natal de Palacio Valdés en Laviana hace unos pocos años por fin se restauró y convirtió en un modesto museo, lo cual ya es algo. Menos mal que lo que sí tiene es un teatro con su nombre en Avilés, el precioso y por mí requetenombrado teatro donde voy cada dos por tres, y eso suple todo lo demás.
Otro autor nacido y criado en Asturias, que me duele goce de tan poca aceptación hoy día, es Alejandro Casona ("La dama del Alba", "La Casa de los Siete Balcones", "Los árboles mueren de pie"...). A la Escuela Superior de Arte Dramático de Asturias, recién estrenada (y ya, a sus seis años, condenada a “medio desaparecer” por la propia Consejería de Educación que la creó, pero eso es otra historia) le han puesto su nombre, pero la triste realidad es que nunca se representan sus obras.

Hoy me estoy explayando de lo lindo. Sigo en la próxima entrada.

Ana dijo...

Os hablaba de Casona. Su verdadero nombre era Alejandro Rodríguez Álvarez y, si habéis leído ya la biografía de Angél González de García Montero, recordaréis que su hermano era el director del colegio donde A.González estudió al retomar los estudios tras la guerra. El apellido adoptado de “Casona” tiene su origen en el apodo de la familia, “los de la Casona” -yo de cría había oído campanas y creí durante algún tiempo que esa “Casona” era una que responde también a ese nombre que está bajando la cuesta de la Plaza del Paraguas -luego ya me enteré de que no.

Siempre he pensado que el teatro de Casona y el de Lorca, sin pretender equipararlos, parten de concepciones del teatro similares. Aunque hoy haya caído en desprestigio, sigo encontrando que su teatro es poesía y que la belleza de sus obras no tiene fronteras de tiempo ni espacio, porque sus creaciones dramáticas hablan de temas universales, libertad, amor, muerte...
Leyendo estos días a Lorca, me encontré con una pequeña reseña que él hace del estreno de “La sirena varada” de Casona, por la que consiguió el premio Lope de Vega en 1934. Dice lo siguiente: EN HOMENAJE A ALEJANDRO CASONA. “El aire de mar que sopla de modo misterioso en el poema de Casona (`La sirena varada´) es un aire de mar nuevo y verdadero que refresca las externas bambalinas del teatro. Yo brindo con alegría por el futuro de este autor y le deseo que más adelante mueva bajo los telares y las diablas una sirena de verdad donde se agudice la norma y la forma de su poesía. Deseo para el bien del teatro y de Alejandro casona que `La sirena varada´ sea pronto sirena alada.”

Hay mucha información sobre Casona en la red. En este enlace, por ejemplo, se arroja algo de luz sobre el periplo del teatro de Casona desde sus primeros éxitos hasta hoy día: http://www.remiendoteatro.com/Notas/Alejandro%20Casona.htm
La primera obra que vi de Casona, hace siglos, fue “La dama del alba”, con Mª Jesús Valdés, en el teatro Campoamor, y me pareció una preciosidad. Ahora hace tanto que no veo ninguna obra suya representada por aquí que ya tengo miedo de verlas y cambiar de opinión, porque desde luego no sé si habrá autor con críticas más dispares. Para muestra, estas dos sobre “La casa de los siete balcones”:
http://www.elmundo.es/papel/2004/01/27/cultura/1571235.html
http://www.culturalianet.com/art/ver.php?art=21347

Bueno, pues dejo aquí estas reflexiones y perdón por la extensión y si os he aburrido. No es mi intención que leáis todo lo que menciono, simplemente lo he estado leyendo y recopilo aquí los enlaces por si a alguien le interesan. Es que ayer por la noche estuve en el teatro Palacio Valdés y, antes de empezar la función (“La vida por delante”), estuve charlando con la gente que iba conmigo sobre Casona, así que aquí os he largado parte de ello.
Por cierto, no os doy la vara con “La vida por delante” (de Romain Gary, con Concha Velasco, Rubén de Eguia, Carles Canut y José Luis Fernández, y dirección de Jose María Pou). Mejor lo dejo reposar un poco. Vamos, que no salí precisamente lo que se dice “entusiasmada”. Todavía me estoy preguntando cómo es posible que un chico de 17 años que lleva desde los 4 viviendo en Francia (bueno, en realidad nació ya en Francia) cometa tantos errores al hablar como si se hubiera trasladado allí ya de adolescente. Eso para empezar, pero tengo muchos más interrogantes sin resolver. ¿Alguien la ha visto? Decidme, porfa.
Bueno, ahora sí ya acabo, pero me falta darle las gracias a María del äguila, que está en todo, por la información sobre la película “Bello recuerdo”, que ya no me ha hecho falta buscar.

Un beso, con calorcillo pero del normal: Ana Carmen

María del Aguila dijo...

¡¡Hola!!

Hoy me he levantado con ganas de ir de visita y por eso antes de venir aquí he estado en la casa de las hermanas Brönte, que tiene un aire de ensoñación, meláncolico, ¿verdad Ana?, me he pasado por El paraguas, me gusta el aspecto tan acogedor de su fachada,... Gracias por el recorrido Ana Carmen (por tus enlaces), de nada por "Bello recuerdo", y decirte que como no he visto "La vida por delante", no puedo opinar.

En Sevilla, casas de escritores célebres que yo recuerde así al paso, están: La casa natal de Gustavo Adolfo Bécquer, en la calle Conde de Barajas, (lugar por el que me muevo a menudo), en pleno Barrio de San Lorenzo, y en la que sólo puede verse una placa haciendo referencia al hecho, http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Casa_Becquer
_001.jpg.
El Palacio de las Dueñas (Propiedad de la Duquesa de Alba), ligado a Antonio y Manuel Machado, en la calle Dueñas.
La casa de Rafael Laffón Zambrano, poeta sevillano perteneciente a la generación del 27, en la calle Cardenal Spínola, también en el Barrio de San Lorenzo, muy próxima a la de Bécquer. Y la casa natal de Rafael Montesinos en la calle Santa Clara, también por esa zona.
Ninguna de ellas son casas museo pero al menos se conservan y podemos siquiera contemplarlas cuando paseamos por Sevilla.

Y "La tercera palabra" de Alejandro Casona: Muerte, Dios y ... Amor.

Besitos con muchííísimo calor. María del Aguila.

PD- Gracias por permitirnos desde aquí escuchar la nueva intervención de Miguel en "Octava Planta", en esta ocasión con motivo del debate por la tercera parte de la película "El diario de Bridget Jones". Entresaco una frase dicha por él y con la que coincido: "No por hacer cosas buenas te ocurren cosas buenas", pesimista pero realista. Hasta lueguito.

Ana-Bcn dijo...

Buenas noches,

Después de haber leído vuestros comentarios, creo que, a grandes rasgos, lo más importante del homenaje a Lorca ya está dicho.

Sólo añadir que varios artistas flamencos han cantado algunas de sus obras y otros le han homenajeado en sus canciones.

Así pues, Camarón ha interpretado el tema “Romance de la luna, luna”, que encontramos dentro del “Romancero gitano”.
http://www.youtube.com/watch?v=hUCe1vnSzG0

También ha interpretado el tema “La leyenda del tiempo” basado en el poema que Lorca incluyó en el tercer acto de “Así que pasen cinco años”.
http://www.youtube.com/watch?v=rmAENOBm1lI

Manzanita ha cantado “Verde” del “Romance Sonámbulo”.
http://www.youtube.com/watch?v=f5UdpFDh6os

Canelita y Morenito de Illora han homenajeado a Lorca en el tema “Recuerdo a Lorca” que se incluye en el disco “Por mi calle” de Canelita.
http://www.youtube.com/watch?v=6GEJaYFCjO4

Finalmente, también salió a la venta un disco titulado “Los gitanos cantan a Lorca” en el que se incluyen varias obras de Lorca cantadas por Camarón, Manzanita, Remedios Amaya y Esperanza Fernández, entre otros.

¡Besos y hasta pronto!

María del Aguila dijo...

Buenas tardes:

Escribo en esta entrada este comentario ya que el pasado 29 de Septiembre murió el poeta antequerano José Antonio Muñoz Rojas, quien también escribió prosa y algo de teatro, que habría cumplido este 9 de Octubre, 100 años. Muñoz Rojas estudió Derecho en Madrid y en 1936 fué a Cambridge donde estuvo como lector de español y donde coincidió con Cernuda, Unamuno y Leopoldo Panero.
En 1939 regresó a España y trabajó simultaneando la literatura con su trabajo en la banca y alternando la ciudad con largas temporadas en el campo.

Fué un hombre humilde y discreto, incluso rechazó ser académico. Su vocación poética surgió con Antonio Machado, fué alumno de algunos poetas del 27 y compañero de algunos del 36, como Ridruejo o Panero.

En 1998 obtuvo el "Premio Nacional de Poesía" por su libro 'Objetos Perdidos' y en 2002 el "Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana" por el conjunto de su obra.

Dejo aquí uno de sus poemas:

NUNCA COMO ANTES Y SIEMPRE ...

Nunca como antes y siempre
como antes. Son los lugares mismos,
la mano misma que te escribe. ¿El agua misma
la que corría entonces? Estas luces
de finales de mayo, son las del mayo aquel.
cuando entre los granados me dijiste:
Te quiero como nunca. Yo te dije:
No me hables de nuncas que no existen,
sino de siempres nuestros para siempre,
o quizá todavías que nos aguardan.

Un beso. María del Aguila.

Ana dijo...

Hola a tod@s:
Había leído hace unos días la noticia del fallecimiento de José Antonio Muñoz Rojas, tan cerca ya de cumplir cien años de vida, pero no conocía nada de su poesía. Gracias, María, por este poema que nos has dejado.
Ana, los temas de Camarón sobre poemas de Lorca sí los conocía, y estuvimos comentando algo sobre ellos en el blog a propósito de la "Nana del caballo grande". También conozco el tema de Manzanita porque es muy popular, pero no me doy cuenta del "Recuerdo a Lorca" de Canelita y Morenito, creo que no lo he escuchado nunca. Gracias por los enlaces, los veré en cuanto pueda.
Besínos: Ana Carmen

Carmen C. dijo...

Hola a tod@s,

Hoy se presenta el número 17 de la revista "El maquinista de la generación", del Centro Cultural de la Generación del 27, en Málaga. Con ella se distribuye el dvd de imágenes inéditas de poetas del 27 llamado "El deseo y la realidad". Os dejo un enlace de un artículo donde se habla de este documental y se ve una pequeña parte con el poema "El vídeo misterioso" de Jorge Guillén.
Si me compro la revista, ya os contaré algo más.

También, sobre Muñoz Rojas, os dejo un artículo en el que nos acercan a la forma de vida de este poeta, desconocido para la mayoría(que se definía como agricultor) y otro enlace con unos cuantos poemas suyos.

Enlace "El deseo y la realidad"
http://www.elpais.com/articulo/cultura/Generacion/27/grabacion/inedita/elpepucul/20090923elpepucul_4/Tes

Muñoz Rojas http://www.diariosur.es/20090930/cultura/munoz-rojas-sophia-20090930.html

http://www.diariosur.es/20090930/cultura/torrente-creativo-inagotable-20090930.html

Besos.
Carmen.