lunes, 30 de noviembre de 2009

El deseo de ser piel roja

Qué mejor fecha que la de hoy para hablar de “El deseo de ser piel roja”, un título tan original y significativo que dio nombre a una de las películas claves de la filmografía de Miguel y cuyo origen se halla en el poema homónimo de Franz Kafka, escrito dentro de su libro “Contemplación” en 1913 y que decía:
Si uno pudiera ser un piel roja
siempre alerta,
cabalgando sobre un caballo veloz,
a través del viento,
constantemente sacudido
sobre la tierra estremecida,
hasta arrojar las espuelas
porque no hacen falta espuelas,
hasta arrojar las riendas
porque no hacen falta riendas,
y apenas viera ante sí
que el campo era una pradera rasa,
habrían desaparecido las crines
y la cabeza del caballo.


Sin duda, es una emocionante llamada a la libertad absoluta, una utopía en tanto que los seres humanos vivimos irremediablemente sujetos a leyes y normas que nos limitan durante toda nuestra existencia. Kafka escribió este y otros relatos inspirándose en la parte tediosa y rutinaria de su vida, consciente a la vez de que, como diría Einstein, la estupidez humana es infinita y es por ello que necesitamos marcarnos un camino para no convertir el mundo en un caos aún mayor.

“El deseo de ser piel roja” ha inspirado a escritores, músicos como Los del yopo, que os sonarán de algo aunque, por ahora, no haya material suyo que disfrutar, y cineastas como Alfonso Ungría, que reflejó perfectamente el sentido del poema mediante la crisis del protagonista de su película, rodada en 2002.

Ungría es un director de actores, por lo que se centra más en los personajes que en el argumento de sus filmes. En “El deseo...” esto quedó más que demostrado al centrarse principalmente en el proceso emocional del personaje principal. En este trabajo, recuperó a Martín, que apareció por primera vez en su anterior filme “África” (1996), donde fue interpretado con éxito por Zoé Berriatúa.
En su primera aparición, Martín era un chico de barrio que sufría una crisis a los veinte años y estaba dispuesto a hacer cualquier cosa por amor. En la segunda, Martín (interpretado por Miguel), sufre la crisis existencial del treintañero y está tan o más perdido que en aquel entonces. Intenta evadirse del mundo en Tánger pero conoce a una pareja, Abel y Ana, con los que forma un trío de perdedores excéntricos que parecen seguir adelante por pura inercia.
Abel necesita un estímulo para exprimir la vida al máximo y se sirve de una broma de Martín para volver a España y emprender una aventura que podría ser la última, aunque eso es lo que menos le importa. Se establece entre ellos una relación muy especial y Ana queda situada en un papel incierto, ante la indiferencia de su amante y el interés creciente de su pretendiente. Las situaciones se suceden hasta llegar al punto en que cada uno de los tres debe decidir por sí mismo qué quiere hacer con su vida.

El resultado fue interesante, a pesar de no acertar del todo con el reparto. Hubo pequeñas intervenciones valiosas y momentos dignos de recordar como el enfrentamiento en primer plano entre Abel y Martín cuando estaban probando los explosivos o el monólogo del segundo al hacer autostop.
Miguel realizó un intenso trabajo de introspección para luego dejar que el personaje tomase las riendas, partiendo de la base común entre ambos pero sin someterlo y dejando que buscase su propio camino, lo que nos lleva de nuevo al sentido del poema: el anhelo de poder decidir sin dudas ni restricciones, las ganas de expresarse sin temor a la reacción de los demás, el afán de obrar sin medir cada paso. Esto deriva en un complejo debate, claro está, por las consecuencias que resultarían de alcanzar tal objetivo pero quién sabe si la libertad nos acerca más a la responsabilidad o a la felicidad, como planteaba Miguel hace unos meses.

Esta entrada queda abierta para hablar de todo lo que rodea a “El deseo de ser piel roja”, que no es poco. Y, cómo no, para festejar el día de hoy.
¡Feliz cumpleaños, Miguel!

26 comentarios:

Ana dijo...

Pues no puedo salir del blog sin unas palabras para Miguel:
¡FELIZ Cumpleaños!
Aprovecha a pedir muchos deseos al apagar las velas. Es lo bueno, cuantas más velas más deseos, y lo digo por experiencia... Lo de que se cumplan todos ya no está tan fácil, pero por intentarlo...

En serio, te deseo de corazón Felicidad y Suerte, hoy y siempre. Todo mi cariño, un gran abrazo y ya sabes:
¡Nunca dejes de ser ni de desear ser un Piel Roja!

Ana Carmen

Un gran regalo para tod@s sería otra magnífica película como “El deseo de ser piel roja”. A ver si llega pronto.

PD.: Charlotte, me ha dejado sin palabras tu entrada. Eres una artista. Ahora mismo y a estas horas no se me ocurre nada que añadir. Un beso.

Pillina dijo...

A mí es una película que me gustó mucho. Sobre todo es muy interesante ver como la vida de los personajes se cruzan y como transcurre la historia.

El papel de Martín es especialmente completo. Como desde principio a fin es un personaje que no llega a encontrarse totalmente y como al final todavía sigue dudando del camino que debe tomar.

Miguel interpreta este papel magistralmente y le da una realidad al personaje que es capaz de transmitirte toda su amargura a través de la pantalla.

Por último quiero unirme a la felicitación.
Hermoso Feliz Cumpleaños!!! Que disfrutes mucho de este día y de todos los venideros. Se muy felíz.

Besicos

Mayte

María del Aguila dijo...

Buenos días:

Efectivamente creo que el espíritu y la trascendencia del poema de Kafka, viejo conocido nuestro en esta web, están perfectamente reflejados en la película de Alfonso Ungría y Miguel supo aportar a Martín, al inolvidable Martín, no sólo sus magníficas dotes interpretativas sino además su experiencia personal lo que hace que nos deje ver la lucha interna de su personaje de una manera ¡tan real!.

Gracias piel roja por traernos este blog y permitirnos participar en él.

Cumple años, cumple días,
tardes, noches, madrugadas,

cumple años, cumple metas,
intenta siempre alcanzarlas,

cumple años, cumple sueños,
cumple ilusiones logradas.

FELICIDADES MIGUEL

Un beso. María del Aguila.

Clara dijo...

Miguel, Feliz día y feliz año el que ahora comienzas, ojalá y te sea muy fructífero en trabajo y en afectos.

Un beso fuerte y no cambies, te queremos así, siempre así, tal y como tú eres.

uoiea dijo...

Felicidades y Suerte

Laura dijo...

¡Buenas tardes a tod@s y felicidades al piel roja!

Los tres personajes que forman el universo del "deseo de ser piel roja" son tres perdedores cuyos caminos se entrecruzan en Tánger, ciudad en la que se han refugiado huyendo cada uno de sus demonios.

A partir de este encuentro, veremos cómo se lanzan en la búsqueda de un objetivo en la vida.

Por un lado tenemos a Ana, totalmente enganchada a Abel, que no duda en despreciarla de mil maneras diferentes pero al que se agarra como un clavo ardiendo, hasta la aparición de Martín.

Martín yo lo veo como un joven que ha sufrido un gran desengaño y que necesita un objetivo en la vida, que es lo que parece que Abel le brinda con ese loco plan en el que se embarcan.
Poco a poco, la relación entre Martín y Ana irá cambiando. Yo no creo que Martín se enamore de Ana, sino que lo que le pasa es que está "encoñado" (y perdón por la palabra).

En cuanto a Abel, se ve en el final de su vida y antes de marcharse emprende este último viaje que en realidad es un viaje de despedida, pues incluso llega a encontrarse con su familia.
Sin embargo, antes de irse, Abel procurará que Ana quede en buenas manos, y propiciará los encuentros entre Martín y la mujer.

En resumen, tres personajes en una situación límite que se encuentran y se embarcan en un viaje que para cada uno de ellos tendrá un significado diferente.

Un saludo desde Estella,
Laura

vane dijo...

ZORIONAKKKKK(felicidades) MIGUEL!!!!!

Esta película,me encantó,se la recomendé a amigas y todas decian lo mísmo,muy buena película,sobre todo el actor q interpretaba a Martín,yo les comente quien era y desde entonces siempre me preguntan q proyectos tiene Miguel.

Gracias Charlotte por esta maravillosa entrada.

Bueno Miguel q pases un gran día en buena compañia y q te caigan muchos regalitos,

Un besote enorme

CRISTINA dijo...

Buenas tardes,

antes de nada, MIGUEL!! MUY FELIZ CUMPLEAÑOS, ESPERO Q ESTÉS TENIENDO UN DIA ESTUPENDO Y QUE LO TERMINES MEJOR!!
La película, la verdad para mi una de las mejores pelis españolas que he visto.
Me quedo con el resumen que hace Laura: 3 personas que se embarcan en una aventura con un significado distinto para cada uno de ellos.
besos.

ladyalexia36 dijo...

Hola guapetòn, muchísimas felicidades, y enhorabuena por tu actuación en Zamora. Doy fe, de todo lo que nos contaban las compis, que ya habían visto la representación y nos ponían los dientes largos.Disfruté muchísimo y me reí más.Por cierto,con tu permiso le he puesto un mote a Gozálvez, yo le llamo "el Meloki", con k, por eso de la modernidad, y ZAAAAS, ZAAAS, ZAAAS !!!hasta aquí puedo leer....es que no puedo contar más, compañeras...Aunque también os digo que si a mi me la cuentan 17 veces, iría a verle de igual manera,aquí si que hay que aplicar eso de "vale más una imagen, que......
Por favor, si tenéis la ocasión y surge otra actuación, ir a verle de verdad,es increible.María, no desesperes, que ya verás como cuando menos lo pienses surge una oportunidad, y ves a Miguel,y si no es con Amor Platounico, con otra cosa será, que este chico tiene que dar mucha guerra.Miguel, disfruta de lo que queda del día.Un abrazo, piel roja...

Saluditos a toda la panda...

Ana-Bcn dijo...

¡¡Feliz cumpleaños!! Que termines de pasar un muy buen día y mucha suerte en tus futuros proyectos :) Un abrazo.

Besos a tod@s

kolya dijo...

Hola.

Como habreís comprobado no soy muy dada a aparecer por aquí, aunque si os sigo habitualmente y me encanta. Y es que, después de leeros nunca sé que decir.

Pero hoy no quería dejar de hacerlo, primero para felicitar al piel roja que nos permite participar en su blog. ¡Acaba bien tu día!

Y por otro lado por el tema tratado. Llevaba un tiempo buscando esta película y la encontré hace unos días. Estaba esperando recibirla por fin, y mira por donde, entro y veo vuestros comentarios sobre ella.Que casualidad. Gracias Charlotte por tu entrada. ¡Ahora tengo aún más ganas de verla!

Un beso para tod@s, y hoy especialmente para Miguel. ¡Mucha suerte en todos tus proyectos!¡Felicidades!

Elena

Angeles dijo...

Angeles dijo....Hoy 30 de noviembre es la primera vez que me atrevo a escribir en este blog, pero no podía dejar pasar este día sin desearte muchas felicidades por tu cumpleaños y a la vez darte las gracias por hacer realidad un sueño que desde hacía meses deseaba y que cumplió el 13 de noviembre en Mérida, ciudad a la que me desplazé desde Cádiz para ver tu "Amor platoúnico". Soy una de las 5 afortunadas que te conocimos en persona y a las que nos envitastes en aquel bar a una copa de vina. Gracias por hacer de ese 13 de noviembre uno de los días más felices de mi vida. Un abrazo desde Cádiz.

Anna dijo...

Aunque un poco retrasado...

¡¡¡FELICIDADES MIGUEL!!!

Espero que pasaras un día genial, rodeado de tu familia y toda la gente que te quiere, te lo mereces.
¡No cambies nunca!
Y espero volver a disfrutar de tu talento encima del escenario porque me pareciste brillante en Mérida.
Gracias de nuevo por la atención y el cariño que nos brindaste después de la obra, nunca lo olvidaré.

Un besito muy grande "piel roja" desde Barcelona.

Para quién no haya visto "el deseo de ser piel roja", la recomiendo. Muy bueno el duelo Miguel-Pepe Sancho.

Besetes a todas y muchos besos Angeles, un placer haberte conocido en Mérida.

bebale dijo...

Felicitats!!!!!

Bebale

Nerea dijo...

Hola!!

Dicen que "más vale tarde que nunca"... así que MUCHAS FELICIDADES MIGUEL!!
Espero que lo pasaras muy bien y que sigas adelante con tus proyectos.

Besitos desde Pamplona

Clarice Starling dijo...

Como ya dije no soy seguidora especial del cine español, pero para mí hay ciertas excepciones.
El deseo de ser piel roja no es que sea una buena película, pero entretiene.
Tal vez por los significados de sus personajes. Muchos se habrán sentido identificados con Martín.
Un personaje que no sabe que camino tomar en la vida, sumido en una depresión
Tal vez para él sería mejor el pensar en morir, o sobrevivir.
Lo que sí, es que, es un personaje dramático.
A la vez encuentra algo positivo en eso que llamamos "locura".
Cuándo conoce a Ana y Abel. Se sumerge en un mundo de locura sin rumbo.
Persiguiendo un objetivo imposible como absurdo. Le da vida.
Cuándo se enamora de Ana.
Eso sí, me gustan las interpretaciones de Pepe Sancho y de Miguel.
Pero no la de Marta Belaustegui. Su personaje no tiene credibilidad ni ella pone el intento de tener química con sus compañeros. Me parece el peor personaje de la película con diferencia. Ana es un papel importante en la trama pero no le da la intensidad que debería. Demasiado sobreactuada para mi gusto.

Me quedo con la escena de los explosivos con Abel preguntandole a Martín si cree en dios y martín le responde que no.
¡Qué intenso!.
Aprovecho para felicitar a Miguel aun que sea atrasado.
¡Felicidades Miguel!

Sus dijo...

Celebro el día de tu nacimiento y el hecho de que sigas cumpliendo años y viviéndolos haciendo lo que más te gusta, que es actuar y crecer como persona junto a tu hijo y seres queridos.

Pues ale, a disfrutar de todo lo que te acontezca en esta nueva etapa.

Un abrazo indio.

Gemma dijo...

Hola a todos!!

Sé que han pasado muchos días, y puede que sea imperdonable; aun así MUCHAS FELICIDADES, MIGUEL!!!(y perdón por el retraso, pero no he podido conectarme antes).

Deseo que tuvieras un grandísimo día con los tuyos, y que lo disfrutas al máximo.

Sólo quiero desearte a tí, y a todos los compañeros del blog, que os depare muchísima suerte y que podáis pasar con vuestra gente unas Felices Fiestas de Navidad!!!

Besos,
Gemma

ramonrubial dijo...

Felicidades, Miguel.

Mila

Charlotte Vale dijo...

Gente, disculpadnos si no hay más actividad por nuestra parte ahora pero estamos bastante liados. Miguel está currándose varias cosas de cara a 2010 e Isa y yo tenemos nuestros propios líos, como todo el mundo, pero seguimos pendientes del blog y yo particularmente tengo algunas cosas pendientes por entradas anteriores que espero poner en estos días.

Ah, no me olvido de lo del salón del libro teatral, es que está la cosa en trámite, jeje, pero valdrá la pena la espera, ya lo veréis.

Buenas noches

PD: Muchísimas gracias por tu postdata, Ana, me pusiste del color del título ;) Besos

Amalgama dijo...

Dicen que ver una telenovela, serial o como se le quiera llamar no aporta nada. Bien, pues yo redescubrí a un actor que ya conocía por películas como Fugitivas o Más allá del jardín y series como Raquel busca su sitio. Y gracias a este actor descubrí El Deseo de Ser Piel Roja que hasta ese momento había pasado desapercibida.
Vaya si puede aportar algo una serie diaria.
Hablan de películas que cuentan historias y películas que dibujan personajes. Si tuviera que elegir, espero que no, me quedaría con la segundas. El Deseo de Ser Piel Roja es un historia de personajes que me cautivó. Saboreé ese deseo de libertad absoluta e inalcanzable cada minuto, cada mirada de la fuerza de Abel y Martín. Desde la posición de quien no vive en libertad, ésta me fué regalada durante menos de dos horas. Desde quien no se atreve a asumir la responsabilidad de ser totalmente libre doy gracias a esta historia que me envuelve y me hace cabalgar al rítmo de las letras de Kafka.
Ha pasado a formar parte de una mis historias. Sé que no me estoy deteniendo en desmenuzar las maravillosas interpretaciones de los actores, en especial de Sancho y Hermoso, o de sus supuestas carencias, para mí invisibles, pero cuando algo me hace sentir, no puedo describirlo desde la lógica, si no precisamente desde el sentimiento. Así clasifico las cosas: lo que me hace sentir y aquello que sólo está. El Deseo de Ser Piel Roja me hizo sentir, desear que la historia no acabara, saber más de Abel, de Martín (dónde irá?), de Ana.

Vivir una y otra vez la escena en la que Martín corre perdido, casi volando...

Ojalá me atreviera a ser piel roja.

Gracias, Isa, Julia y Miguel por este espacio donde podemos hablar de esas cosas que las prisas no nos dejan compartir en este mundo que va demasiado rápido.

Un abrazo

Llego muy tarde para felicitar a Miguel Hermoso por su cumpleaños, pero aún así, te deseo lo mejor este nuevo año que se suma a tu vida...y si tú te atreves, intenta ser un Piel Roja.

Cherezade dijo...

MI QUERIDO MIGUEL
espero que te encuentres bien
llevo tienpo entrado en tu blog,
pero es la primera vez que te escribo,porque hace mucho tienpo que no sabemos nada de ti, y nos tiene un poco abandonadas.
yo se que eres un honbre muy ocupado
pero puede robar algo de tienpo, para escribino una linias.
espero que nos de una alegria,
para nuestro cuerpo serrano.
atentamente tu lozana andaluza
feliz cunpleaños miguel

vane dijo...

holaaaa:

Q tal estan ustedes??? Yo bien,liada,por eso casi no entro en la web,hay dias q entro la ojeo y ya está,es q no tengo tiempo pá escribir...

Por lo q veo Charlotte,Clarice y Travis tambien estan muy liados al no saber nada de ellos,es normal con estas fechas q nos llegan...

Bueno,espero tener mas tiempo pronto y escribir algo más, sobre todo ojala y q nos escriba Travis,q no se sabe nada de sus proyectos.

Un saludo

Charlotte Vale dijo...

Buenas noches a todos, a los constantes, a los que vuelven de vez en cuando y los nuevos sed bienvenidos (parezco el anuncio de Coca-Cola).

Os pido un poco de paciencia en nombre de Travis, Clarice y en el mío propio. Andamos ausentes por distintos motivos. Por otro lado, Miguel está muy enfrascado en sus proyectos y eso requiere concentración y despegue de otras cosas pero iremos informando de lo que se pueda contar y él volverá a escribir cuando encuentre el momento y la inspiración.

Mientras tanto, ya sabéis que podéis comentar lo que queráis en las entradas ya escritas.

Amalgama, tienes toda la razón, quién no ha descubierto actores y actrices a partir de una serie diaria o semanal de poca relevancia a otro nivel. Nunca se sabe qué producto te puede despertar la curiosidad sobre un intérprete que luego te haga descubrir cosas mucho más interesantes de su carrera, como ocurre en el caso de Miguel con El deseo de ser piel roja, Fugitivas o Raquel busca su sitio.

Pronto podré colgar el video del salón del libro teatral, ¡os aviso!

María del Aguila dijo...

Buenos días a tod@s:

Es verdad que una serie televisiva puede descubrirnos a actores fantásticos que antes nos habían pasado desapercibidos. En mi caso así ha ocurrido con Miguel, lo descubrí en "Yo soy Bea" y desde entoces tirando y tirando de aquí y allá he ido conociendo sus trabajos, en los que siempre agradezco y reconozco su entrega y buen hacer, y que me encantan, y sus diferentes facetas que me hacen, además, tener ya una visión de él como persona.

A la espera de noticias de Travis y demás bloguer@s, FELICES FIESTAS para tod@s.

Un beso. María del Aguila.

PD: Permanezco atenta al vídeo del Salón del Libro Teatral, de todos modos, gracias de antemano.

Ana dijo...

Hola. Ya ha pasado tiempo desde que abriste esta magnífica entrada, Charlotte, pero no quería dejar de escribir algo en ella, así que me pongo a ello.
A mí “El deseo de ser piel roja” me parece una gran película. Me atrae la historia, me gusta cómo está contada, y me seducen los personajes de Abel y Martín y los dos grandísimos actores que les ponen vida y pasión, Pepe Sancho y Miguel. La vi por primera vez hace unos meses y ahí la tengo para poder volver verla de vez en cuando, pues apetece volver a encontrarse cada un tiempo con las cosas que te gustan verdaderamente o para ti tienen un significado especial.
Uno de los pilares de la historia es la relación entre los dos hombres, joven y maduro, y la extraordinaria química entre los dos intérpretes, que traspasa la pantalla. Es algo fantástico cuando actores de la talla de Sancho y Hermoso se meten en la piel de personajes a la altura de su valía como intérpretes, porque entonces se produce esa magia que nos envuelve y cautiva en el teatro, pero que también puede nacer de una pantalla.
Los dos personajes-intérpretes masculinos nos van haciendo ver, a medida que transcurre la historia, la complejidad de los sentimientos y los lazos que se van creando entre ambos, lo que uno supone y representa para el otro, las etapas por las que su relación va pasando y la continua rueda de acercamiento-alejamiento de la que no pueden escapar y dentro de la cual cada vez están más atrapados y más unidos.
Hasta el momento final se mantiene una doble lectura en la relación entre Abel y Martín. De amistad y compromiso por un lado, casi padre-hijo por momentos, entre dos seres que se enganchan uno al otro porque en el fondo ellos mismos quieren que así sea, que van dejando que esto ocurra por la necesidad que sienten de apoyarse en alguien para tirar para adelante y salir del pozo en que se hallan sumidos. Por otro lado, en disputa constante por la dificultad que entraña para Martín comprender el verdadero alcance del “juego” de Abel, una de cuyas piezas clave es Ana.
Está magníficamente contada la forma en que va cuajando la relación entre los tres, caminando siempre en terrenos movedizos pero sin salirse nunca de las reglas de juego que los tres saben que existen. Son increíbles algunas escenas en que están los tres presentes, como los sucesivos intentos de acercamiento y rechazo entre Ana y Abel, Martín y Ana, en el desván de la familia de Abel, o la espontaneidad y erotismo de la escena de la cama y la ducha en el apartamento de la playa. También son fascinantes los encuentros entre Martín y Ana en la playa y en la piscina, puro erotismo en su naturalidad y simplicidad.
Ese punto de locura de Abel que atrae a Martín, que le hace seguir adelante pero que le cuesta trabajo calibrar, se ve muy bien reflejado en algunas escenas. Clarice mencionaba esa tan genial en la que Abel le pregunta a Martín si cree en dios justo antes de que salten los explosivos que están probando. Momento de gran tensión, premonitorio de lo que puede suceder más tarde, donde Martín se debate entre la cordura de no entrar en el juego y el desafío que le lanza Abel.
La escena final me gusta mucho, con la imagen aérea alejándose cada vez más -me recordó al comienzo de “Paris, Texas”.
Una de las razones por las que me gusta la película es porque nunca cae en excesos. Cada escena y cada diálogo aportan algo y van construyendo una historia realmente compleja, cargada de significados y rica en matices e interpretaciones, pero que fluye con la misma naturalidad que el devenir de los personajes por las carreteras.
En fin, estas son algunas ideas que se me vienen a la cabeza, pero es que se podría hablar durante horas. Supongo que ya habréis visto la película casi tod@s, así que seguro que hay muchas cosas más que os habrán llamado la atención y que todavía no hemos comentado. Animaos cuando podáis, por favor, que la peli y los actores lo merecen... : )

Un abrazo: Ana Carmen