lunes, 26 de octubre de 2009


La vida puede ser maravillosa

El pasado fin de semana perdimos a un grande de los grandes, un periodista que hacía el mundo del deporte más interesante de lo que ya era. Disfrutábamos con su voz e imaginación, con su capacidad para inventar jugadas y motes.
Andrés Montes. Ese hombre bajito con aspecto amable que comenzó siendo comentarista de los partidos de baloncesto y fútbol allá por el año 80, para más adelante, en el 96, retransmitir los partidos de la NBA.
La última vez lo vimos en el Eurobasket, donde anunció su despedida de la Sexta para volver al mundo del baloncesto, ya que retransmitía, desde 2006, los partidos de fútbol de esta cadena.
Algunas de sus frases más célebres, entre otras, eran :

¡Ratatatatatatata!
¡Tiqui-taca!
¡Wilma, ábreme la puerta!
¡Tiburónnnnnn!
¡¡Jugón!!

Lo que gustaba de verdad era cómo disfrutaba comentando los partidos fuera de lo que fuese. Es y era único. De verdad se puede decir que Wilma le abrió la puerta.
Hasta siempre, jugón.

9 comentarios:

Pillina dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. La televisión y el deporte en general ha perdido a un gran comentarísta que hacía que los partidos fueran totalmente diferentes.

Yo por mi trabajo quizás he podido disfrutarlo en toda su esencia. Cuando en los descansos de los partidos se iban a publicidad yo seguía teniendo imagen y audio y ahí se podía disfrutar realmente del Andrés Montes. Coordinaba con los compañeros la segundas partes, se preocupaba de que todo saliera bien, gastaba bromas a "Salinas donde estan las llaves" y a "Narvaez", algunas veces se enfadaba pero todo lo hacía por el bien del espectáculo.

Se ha ido un gran comentarísta pero siempre quedarán sus ingeniosos motes a los jugadores y ellos seguramente lo recordaran con cariño: "Tiburón Puyol, Hanfrey Bogar, Moto GP, etc..."

Como diría Andrés Montes "La vida puede ser maravillosa" y la suya lo ha sido

Besicos

Mayte

vane dijo...

Montes el mejor si señor!!!

Era un gran comunicador,por lo menos distinto a los demás,hay q destacar q lo suyo era el Baloncesto porque el Fútbol lo transmitia bien pero no tan bien como el baloncesto.

Pues si,la vida de Montes fue muy maravillosa,por lo menos profesionalmente.

un saludo

María del Aguila dijo...

Hola a tod@s:

Pienso que la mayoría de nosotros al escuchar o leer esta frase automáticamente la asociamos a Andrés Montes, incluso quienes no somos demasiado seguidores del deporte, del mismo modo que creo que es incuestionable que seguir, aunque fuese una parte de alguna retransmisión suya, elevaba el ánimo y nos hacía ver que "La vida realmente 'podía' ser maravillosa".

Gracias a Andrés Montes por ser tan buen comunicador y hacernos pasar ratos tan agradables mientras escuchábamos sus comentarios, los cuales, seguramente, permaneceran en la memoria de quienes, siquiera alguna vez, hemos disfrutado de ellos.

Un abrazo. María del Aguila.

ramonrubial dijo...

Pues a mí me ponia muy nerviosa, pero que descanse en paz el hombre

Mila

Charlotte Vale dijo...

Una pena porque era de esas personas que, en cierto modo, nos era familiar a todos. Su entusiasmo contagiaba a cualquiera que le escuchase y muchísima gente le echará de menos.
Si hay algo más, seguro que seguirá haciendo ruido.

Ana dijo...

Dejo aquí, junto a las palabras que habéis escrito en homenaje a Andrés Montes, un recuerdo para el antropólogo francés Lévi-Strauss, fallecido el sábado a los cien años de edad, y para nuestros admirados José Luis López Vázquez y Francisco Ayala, quienes a lo largo de sus también longevas vidas nos han regalado tantas muestras de su talento. Tres grandes hombres cuyo legado queda para siempre con nosotros.

Un abrazo: Ana Carmen

María del Aguila dijo...

Buenas tardes:

Merecido reconocimiento el tributado por el público y el teatro a José Luis Lopéz Vázquez, me parece una buena idea que haya sido acogido por el Teatro María Guerrero, el que lo vió debutar en 1940, en su despedida.

De Francisco Ayala decir que se nos va con él, lo que era un lujo, el último representante de la generación del 27. Aquí dejo este enlace para conocerlo de un modo, quizá más cercano, http://www.facebook.com/franciscoayala#/
franciscoayala?v=wall.

Un recuerdo también a Lévi-Strauss padre de la antropología estructural.

María del Aguila.

Clarice Starling dijo...

D.E.P. a todos.. que pena, en tan poco tiempo que cantidad de gente se nos va.

Gracias María por el enlace me pasaré sin duda.
Saludos

Charlotte Vale dijo...

Una verdadera pena pero morir viejos y sin dejar de trabajar de una forma u otra, es la mejor recompensa para gente como ellos que han dejado un legado importante.

De José Luis López Vázquez, yo me quedo con La cabina, fue estremecedor.
En cuanto al longevo Francisco Ayala, es impresionante pensar que aún quedaba un representante de la generación del 27.

Descansen en paz.