miércoles, 18 de febrero de 2009


Van Gogh y los colores de la noche

El museo Van Gogh de Amsterdam ha hecho algo especial: reunir una muestra representativa, llamada “Van Gogh y los colores de la noche”, de los cuadros nocturnos del pintor.
Vincent disfrutaba pintando en el campo o en la calle a plena luz del día pero la iluminación artificial le dio la posibilidad de explorar otros aspectos de la vida, de profundizar en el dolor y el esfuerzo humano de una forma más intensa. Por otro lado, la luz de la luna, sacó su lado más tranquilo y romántico.
La muestra contiene obras como Los comedores de patatas, un tributo a los campesinos que trabajaban día y noche para poder autoabastecerse y que fueron retratados por él varias veces, tanto en conjunto como individualmente. La mayor atracción, sin duda, es La noche estrellada que reside habitualmente en el MOMA de Nueva York y vuelve al país de su autor, hasta el 7 de junio, para ser la estrella, nunca mejor dicho, del excepcional evento. Los visitantes podrán ver también dibujos y bocetos. El Museo Thyssen-Bornemisza ha cedido dos de sus cuadros, Paisaje nocturno y Estibadores de Arlés.
La exposición promete y quien tenga posibilidad de viajar, no debería perdérsela, aparte de que el museo en sí es un paraíso para todo el que admire su obra, en general.


Por cierto, es un placer leer las descripciones que hacía de los cuadros, cuando escribía a su hermano, como en el caso de Calle con ciprés y estrella (1890).

Conservo de allá un ciprés con una estrella, un último ensayo: un cielo nocturno con una luna sin brillo, apenas un delgado creciente emergiendo de la sombra opaca proyectada por la tierra, una estrella de resplandor desmesurado, si quieres, y un suave resplandor rosado y verde en el cielo ultramar, donde corren las nubes. Abajo, un camino bordeado de altas cañas amarillas tras las cuales aparecen, azules, los Bajos Alpes, un viejo albergue con ventanas iluminadas de anaranjado y un altísimo ciprés, sombrío, erecto. En el camino, un coche amarillo con un caballo blanco enjaezado y dos transeúntes retrasados. Muy romántico, si quieres; pero también, creo yo, muy provenzal.

5 comentarios:

Pillina dijo...

Me ha encantado este tema que has abierto. El otro día leyendo el periódico encontré un artículo que hacía mención a este tema y lo guardé. Siempre me ha parecido interesante la obra de Vincent Van Gogh y su manera de ver la vida desde su maravillosa locura, de hecho tengo una lámina de su cuadro “Café de noche, interior” colgada en el dormitorio de mi casa.

Quisiera hacer mi pequeño aporte:
"Me parece que la noche es mucho más viva y rica en colores que el día" Escribió en una carta a su hermano Theo en septiembre de 1888.
"Íbamos caminando por Buitenkant y allí, junto a las obras de arena de Oosterspoor, no tengo palabras para expresar lo hermoso que estaba el atardecer... era como lo que uno ve a veces en un cuadro de Rembradt. Hay también una bonita vista del jardín, donde las farolas están encendidas y el cielo lleno de estrellas" escribió Vincent Van Gogh.

Yo siempre he sido una enamorada de la noche. Yo soy fotógrafo, se que no es lo mismo pero también es un arte. Mi pasión es la fotografía nocturna, con sus luces y sus sombras tal cual, captando la belleza del momento y sin ninguna otra luz que la estropee. Soy de las que coge su cámara y se puede pasar una noche entera haciendo fotos a paisajes o a interiores con su luz natural.

Pero Van Gogh no solo daba protagonismo a la noche al aire libre, también captaba los interiores a la luz de la velas, como “Silla de Gauguin””

Esta es una ocasión única para ver esta maravillosa colección, como dicen, esta exposición no viajará a ninguna otra ciudad europea.

También va a estrenar un documental de 40 minutos que se proyecta en tres dimensiones en un cine IMAX. Rodada en Holanda y Francia, la película de Peter Knapp y François Bertrand sobrevuela los nueve años de producción artística del pintor: desde los inicios en su país hasta su estancia en el sanatorio de Saint-Paul, no lejos de Arlés.

Espero haber aportado algo útil. Muchísimas gracias por este tema de conversación que me ha gustado mucho

Mayte

marga dijo...

Hola a todos,

Aunque me gusta leeros, no suelo escribir,pero en esta ocasion no me he podido resistir.
Esta exposición y cualquier otra, es un éxito asegurado. Pero fuera de lo puramente comercial , para mi es el gran genio del neo impresionismo(Vincent Van Gogh mejor pintor de todos los tiempos ).

Yo he estado este fin de semana ( es la tercera vez que visto el museo ) y por supuesto lo considero de vista obligada en Amsterdam, ciudad fascinante.Por favor si podeis ir no dejeis de verlo, cualquier ocasión es buena.

Se reunen por primera vez en una exposición los cuadros nocturnos del genial pintor, con el más famoso de todos ellos,” Noche estrellada “, como absoluto polo de atracción.

Me llamo la atención ver en esta web de fondo esta obra , no es mi favorita , pero si el eje sobre el que se basa esta exposicion temporal.Yo me quedo con sus autoretratos, simplemente geniales.No me canso de admirarlos

“Los colores de la noche”

Es una oscuridad multicolor: el azul se declina en todos sus tonos, hasta desembocar en el amarillo. Y es una oscuridad agitada, donde -en el Cielo y en la Tierra- suceden cosas.
Lo relevante de la obra en general es su efecto sobre el espectador, difícilmente un observador común pierda de vista sus apasionados trazos, invitación al mundo distorsionado de Van gogh.


Un saludo a todos

Maria del Aguila dijo...

Cada vez que entramos en esta web "La noche estrellada" de Vincent van Gogh se muestra ante nuestros ojos. Siempre está ahí, impertérrita, como nuestro cielo estrellado, como el cielo estrellado de todos aquellos a los que nos gusta visitarla por el simple hecho de que nos gusta estar aquí.

Un fina línea a modo de horizonte la separa de los comentarios de los tres blogueros de excepción que comparten con nosotros sus conocimientos, sus ilusiones y su esfuerzo. De este modo forma ya parte de nuestro día a día.

Van Gogh me parece un artista genial, y en estas obras de "los colores de la noche" nos hace recrearnos en la riqueza de colores que ella nos ofrece en el exterior pero también en los
interiores.

Para mí en "Noche estrellada" toda la fuerza está en el cielo donde, con pinceladas envolventes, se debaten azules y amarillos por prevalecer los unos sobre los otros.

Además seguro que sabéis que existe una canción de Don Mclean que toma su título de esta obra, "starry, starry night", dedicada a van Gogh, que también es todo un lujo.

En realidad cada una de las obras de Vincent van Gogh merece un comentario porque nunca nos dejan indiferentes.

Me encantan también sus cartas donde se refleja a sí mismo de un modo tan palpable. Y están tan llenas de poesía.

"Encuentra bello todo lo que puedas; la mayoría no encuentra nada lo suficientemente bello..."
De Cartas a Theo

Con cariño, María del Aguila

Maria del Aguila dijo...

EL PINTOR Y LA VISIÓN DE LOS COLORES

Pocas veces nos planteamos cuando miramos un cuadro si es posible ser un pintor importante teniendo una alteración en la visión de los colores, es decir siendo daltónico. Veamos dos casos peculiares:

- Charles Meryon (1821-1868). Meryon supo que era daltónico cuando empezó a formarse como pintor y esto le hizo decantarse por el grabado, "La torre del reloj" o "La bomba de Nôtre Dame" ambos de 1852, son un ejemplo.

Van Gogh dijo de él: "Meryon incluso cuando dibuja ladrillos o granito o barras de hierro o la barandilla de un puente pone en sus grabados algo de su alma"

Sín embargo es el único pintor daltónico que tiene un cuadro en un museo importante, nada menos que en el Louvre, "El barco fantasma", está pintado usando sólo tonos amarillos y azules, evitando los rojos y verdes que son los colores que no podía discernir.

Un caso más curioso es el de Arthur Henring, nació en París (Ontario, Canadá). Siendo adolescente le diagnosticaron daltonismo, a partir de entonces por miedo a fallar usando los colores decidió dibujar y pintar sólo en blanco, negro y amarillo. Con 60 años, en 1930, se vió que no padecía ninguna alteración cromática y desde entonces y hasta su muerte pintó con colores vivos y brillantes.

Curioso, ¿No?

Mª Angeles dijo...

Hola

Un pequeño comentario sobre este tema aunque hace ya unos cuantos días que está.

Solo que hoy he recogido a mi sobrino, 3 años para más señas, del colegio y me he sorprendido porque tapando una de las cristaleras de la clase, para que los padres y demás familia no cotilleen, ji,ji, tienen dibujado por ellos, con bastante ayuda de la profe, claro está, un gran cuadro pintado en papel de estraza que representa la noche estrellada de Van Gogh, y por cierto no les ha quedado nada mal.
Pero para mi sorpresa, grata sorpresa, es que si le preguntas al niño te dice que eso lo pinto Van Gogh, es la caña, y por lo visto también empiezan a distinguir algún cuadro de Picasso.
Con esto quiero decir, que me parece estupendo que, a tan temprana edad, les inculquen estos temas, y que además ellos son como esponjas, y se empapan de todo con una gran facilidad.
Un ole por los profesores, igual aún se puede hacer algo para salvar un poquito la enseñanza.

Besos